Analizan panorama electoral 2019

  • Martes 05 de Junio de 2018 | 03:57pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografía: Roberto Galindo

“Con la implementación del neoliberalismo brutal y total en el país, los partidos políticos se convirtieron en empresas, desapareció el papel intelectual de los partidos políticos, no crean que esto ha sido así siempre, antes de 1992, no, los dirigentes le enseñaban a uno y aprendía, pero no eran comerciantes y el problema no es que vos seas comerciante, el problema radica en que te aproveches descaradamente del aparato del Estado para hacer negocios”, sentenció Dagoberto Gutiérrez, vicerrector de la Universidad Luterana Salvadoreña.

                Para Gutiérrez el problema no radica en que alguien sea comerciante “gracias a Dios” que tenés talento para ser comerciante, a estas alturas de la historia los partidos políticos no hacen política y han entrado en un total desprestigio, autoridad y confianza, lo cual ha quebrado la lógica de la representación; la democracia en este país, dice la constitución: el gobierno es republicano, democrático y representativo.

                Y cuestionó quién se siente representado por esa gente (los partidos políticos), aclaró que para que haya representación debe de haber una relación expresa entren el representante y el representado y es que el artículo 125 la Constitución dice: los diputados están ligados al pueblo entero y no están ligados por ningún mandato imperativo.

                Gutiérrez explicó “el mandato imperativo es aquel en el cual yo voto por vos y vos te comprometes hacer, esto, lo otro y aquello y yo te evalúo periódicamente, si vos no cumplís ese mandato, yo te revoco el mandato”, resumió que el mandato imperativo es el poder del pueblo, el poder del elector sobre el elegido y mirá la Constitución te lo prohíbe, el régimen político basado en los partidos está hoy en el aire.

                A partir de los planteamientos anteriores Dagoberto Gutiérrez dio respuesta al cuestionamiento del Foro, ¿puede el resultado de una elección cambiar el rumbo del país?, respondió que sí, pero de acuerdo a las condiciones históricas de ese momento, estima que el voto de la gente sirve para remozar el aparato del Estado.

                Prosiguió, la gente vota para elegir a los diputados de la Asamblea y de la AL sale la Corte; prevé ¿qué significaría para el Estado que la gente de repente no vote, se derrumbaría el Estado, por eso es que los poderosos siempre han pensado que la gente siempre va a votar, por eso se han inventado las campañas electorales, para sacarle a la gente el voto de debajo de la lengua, pero hay determinadas votaciones que puede cambiar el rumbo de la historia del país.

                 Argumentó, ¿cuándo una elección cambia el rumbo del país?, uno, cuando la campaña electoral es una campaña política, y eso se da cuando se incorporan los problemas reales del país;   cuando la campaña expresa una nueva correlación de fuerzas y cuando hay un programa que establece un nuevo rumbo, pero además el pueblo se decide a la lucha política, es en estas circunstancias que una votación puede cambiar el rumbo del país, respondió Gutiérrez.

                Afirmó que en el país están dadas las condiciones de que si se dan determinadas circunstancias, una votación, le cambie el rumbo al país, hay un proceso de crisis de acumulación y concentración de fuerzas, de organización para esa pelea, que no va a ser electoral, va ser política y va a estar en juego el ejercicio del poder, y preguntó si esto debilita al régimen político, les respondió que al contrario, lo fortalece.

                Para Gutiérrez es aquí donde entra el proyecto del Movimiento Nuevas Ideas, que es un movimiento social que se va transformando en un movimiento político y está poniendo en el centro el poder, pero popular porque viene del pueblo.

                Agregó que el movimiento nuevas ideas se enfrenta al sistema de partidos políticos corrupto que es el negocio de los oligarcas, es por eso que Nuevas Ideas se constituye en la amenaza y de ahí que se niegan a inscribirlo como partido político, por eso es que siempre debes tener variantes y hay alternativas, dijo que si el tribunal supremo electoral no Inscribe a Nuevas Ideas como partido político va a parecer como una maniobra burda.

                Para Gutiérrez, los aparatos ideológicos están apoyando al partido de gobierno, lo cual se constituye en una garantía para el neoliberalismo, no sólo Arena, son los dos (FMLN).             

                En El Salvador hay partes, dijo Gutiérrez, y en la actualidad hay cinco fracciones de acumulación de capital, la primera fracción es la de la pandilla son capitalistas empresario con mucha capacidad bancaria; el segundo grupo es la antigua guerrilla, capitalistas empresario con mucha capacidad de inversión; tercer grupo el narcotráfico, son los dueños de la economía del país; cuarto grupo la oligarquía tradicional, Tomás Regalado y compañía, los dueños de arena; y quinto grupo es el de la burguesía oligárquica, Ricardo Poma, Simán, Kriete.

Sostiene que esos cinco grupos están relacionados entre sí, vinculados por negocios y ninguno es dominante, y eso es una buena noticia porque nosotros nacimos en un país dominado por los cafetaleros que eran los dueños de todo, en este momento no, por eso podéis observar que no hay cohesión y eso es un momento para ellos muy peligroso (los cinco grupos).

Al referirse a los partidos políticos recomendó ir al artículo 85 de la Constitución de la República de 1983, es clave: El sistema político es pluralista y se expresa a través de los partidos políticos que son el único instrumento para la representación del pueblo dentro del gobierno.

Mirá que belleza, y por qué le entregaron el aparato del Estado a los partidos políticos cuál fue la base estructural de esta decisión, consistía en que si la guerrilla ganaba tenía que acceder al poder por la vía de las elecciones; claro los partidos políticos se hicieron dueños de la Asamblea Legislativa, de la Corte Suprema de Justicia, de la Corte de Cuentas, dueños de todo.

Eso se hizo en medio del neoliberalismo total, brutal, siego, ortodoxo, porque el acuerdo que se tomó entre algunos mandos guerrilleros y parte de la oligarquía fue para aplicar el neoliberalismo más brutal y total en el país, entonces los partidos políticos se convirtieron en empresas.      

                Las declaraciones Gutiérrez se dieron en el desarrollo del foro Panorama político electoral de cara a las elecciones presidenciales 2019. ¿Pueden los resultados electorales cambiar el rumbo de la historia política de El Salvador?.

                El Foro fue organizado por estudiantes de la cátedra Historia Social y Económica de El Salvador y Centro América, se realizó el lunes 4 de junio del año en curso en el salón de sesiones del Consejo Superior Universitario (CSU). También participaron como panelistas Lic. René Martínez Pineda, director de la Escuela de Ciencias Sociales; Lic. Federico Anliker, secretario general de Nuevas Ideas y el Br. Paul Roque estudiante de la cátedra organizadora.