Celebran festival del Día del sindicalismo salvadoreño

  • Miércoles 01 de Noviembre de 2017 | 10:40am

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

El Comité Pro-memoria Histórica que aglutina a ASAUES, SITRAUES y CPU realizó el Festival del Día del Sindicalismo Salvadoreño, la actividad tuvo lugar en la Concha Acústica el 31 de octubre del corriente año para conmemorar la masacre de 1989 justo en esa fecha en el local de la Federación Nacional de Trabajadores Salvadoreños (FENASTRAS).

            El acto político cultural conmemorativo de la masacre de FENASTRAS asistieron representantes del SITRAUES, STES, ASAUES, SIENA y Coordinadora estudiantil que buscan unificar las luchas reivindicativas de trabajadores y estudiantes.

            La actividad conmemorativa del acto cultural contó con la participación de Rap social y de protesta, malabares, Tlacotani, Colectivo Feliciano Ama, agrupación hijos del Jaguar, banda musical Sin Alma, Lizzania y Jazz malabares con juego. Tambien las organizaciones sindicales realizaron sus pronunciamientos ante los asistentes, al final emitieron un pronunciamiento conjunto.

            Las organizaciones sindicales en su comunicado reclamaron que el atentado terrorista sigue estando en la impunidad pese a que ya pasaron 37 años del cobarde asesinato de los líderes sindicales; también hicieron un llamado a mantener viva la memoria histórica de la lucha de líderes revolucionarios como Salvador Cayetano Carpio, Febe Elizabeth Velásquez, Felix Ulloa y otros líderes estudiantiles, docentes que ofrendaron su vida para que en el país existieran condiciones de vida con justicia social para los trabajadores.

            El pronunciamiento además responsabiliza de la profunda crisis social y humana en que está sumergido el país a la inhumana empresa privada, a los decadentes partidos políticos, a los rapaces organismos financieros al imperio de los EE. UU. y a las estructuras de gobierno.

            Al evento político cultural conmemorativo de la masacre de FENESTRAS asistió el Lic. José Vicente Cuchillas Melara  decano de la Facultad de Ciencias y Humanidades, quien afirmó que para celebrar y conmemorar, celebrar el día del sindicalismo y conmemorar la masacre de FENASTRAS, dijo además que la actividad ha sido organizada por la Facultad de Ciencias y Humanidades en coordinación con el Comité Pro-memoria Histórica.

            El Decano agregó que el sindicalismo es una organización importante en el país y hay que celebrarlo e invitar a los trabajadores a que se organicen en los sindicatos y asuman ese papel que los define como tal: la lucha de los derechos de los empleados, pero también el compromiso con el Alma Máter y el país.

 

ATENTADO TERRORISTA EN FENASTRAS

            El 31 de octubre de 1989, una bomba de 15 libras estalló en la sede de la federación sindical FENASTRAS en la capital de El Salvador. La tragedia sucedió a las 12:25 de la tarde cuando escuadrones de la muerte colocaron el artefacto explosivo frente a la entrada principal de las instalaciones de FENASTRAS ubicado en la 10ª Avenida Norte entre la Calle Delgado y la Calle Oriente, frente al Mercado exCuartel, de San Salvador.

La explosión destruyó el comedor de la oficina, cobrando las vidas de nueve personas y dejando gravemente heridos a cuarenta más y entre los fallecidos se encontraron: Febe Elizabeth Velásquez, secretaria de relaciones internacionales de FENASTRAS, e integrante del comité ejecutivo de la UNTS; Carmen Catalina Hernández Ramos, cocinera de FENASTRAS.

Además: José Daniel López Meléndez, de 45 años de edad, directivo del sindicato de SOICSCES, y ex directivo del Sindicato Empresa de Trabajadores de ANDA-SETA; Julia Tatiana Mendoza Aguirre, miembro de STITGASC, secretaria de prensa y propaganda; Vicente Salvador Melgar, de 45 años de edad,  directivo del Sindicato Empresa de Trabajadores de ANDA-SETA.

También: María Magdalena Rosales: De 17 años de edad, estudiante; hija de Paz Girón y de un dirigente sindical; Rosa Hilda Saravia de Elías, de 35 años de edad; sindicalista y encargada del comedor popular de FENASTRAS; Luís Edgardo Vásquez Márquez, de 27 años de edad, miembro del movimiento estudiantil desde los años setenta y Ricardo Humberto Cestóni, sindicalista.

A pesar de las investigaciones y la creación de una Unidad Especial de Investigación por parte del gobierno, en aquella fecha la masacre de FENASTRAS nunca fue esclarecida y en la actualidad este caso esta impune.

                Posterior a los sucesos de FENASTRAS del 31 de octubre, de la Ofensiva Final del FMLN del 11 de noviembre y de la masacre de los sacerdotes jesuitas el 16 de noviembre en manos de un pelotón élite de la Fuerza Armada, todos en 1989 y la condena de la comunidad internacional ante las dos masacres, el gobierno salvadoreño fue obligado a negociar el fin del conflicto salvadoreño que culminó con la firma de los Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992.