Ciencias y Humanidades analiza deterioro ambiental en el país

  • Lunes 23 de Abril de 2018 | 04:42pm

La Facultad de Ciencias y Humanidades  y el Comité Pro Memoria Histórica celebraron el Día internacional de la Tierra a través del conversatorio: Deterioro ambiental en El Salvador

El tema fue disertado por el Lic. Luis Alonso González Ayala, representante de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES).

González hizo un resumen de las causas y efectos de la problemática ambiental que enfrenta el planeta y en específico El Salvador.

El Representante de la UNES habló de la precaria condición en el tema de agua, es decir, mantos acuíferos, ríos, distribución y los intereses económicos y políticos.

Indicó que en El Salvador la mayoría de ríos están destinados a morir, la deforestación, heces fecales, metales pesados, agro tóxicos, cuerpos orgánicos en descomposición, desechos industriales, basura, entre otros, contribuyen graves impactos ambientales.

González agregó que en el país hay poca agua, aún siendo una región donde llueve mucho, tres veces el promedio mundial. La mayor causa es debido a que el país es el segundo mayor deforestado del continente, solo por debajo de Haití y que debido a la falta de bosques no existe infiltración de agua lo que da paso a los desastres naturales

“En cuanto al acceso al agua, existe poca y está mal distribuida, hay comunidades sin agua, pero hay centros comerciales o residenciales exclusivas que nunca les falta el vital líquido, que muchas veces depende de decisiones económicas y políticas”, añadió.

Comentó que el sector de agroindustria, específicamente el negocio del azúcar, consume exorbitante cantidad de agua y no produce alimentos, el producto se va del país y que deja graves problemas ambientales en el agua, suelo, biodiversidad, contaminación atmosférica y problemas de salud.

Aseguró que en El Salvador hay seis ingenios que se dedican al negocio de caña de azúcar,  seis personas en el cual hay más de 100 mil manzanas de cultivo de caña a nivel nacional, donde 52 mil de ellas están en la zona costera.

“Por cada manzana se utilizan grandes cantidades de agua y tóxicos que afectan al suelo y a la población. En la zona costera el 70% de agua para riego se utiliza para la caña, a pesar que hay maíz, arroz, hortalizas etc”.

Otro problema ambiental es la cantidad de población en el país, el promedio en América Latina es de 39 personas por kilometro cuadro, en el país somos casi 300. 

En Centroamérica se han registrado 248 eventos extremos mayores asociados a fenómenos climáticos, Las lluvias han disminuido en los últimos 50 años y los días y noches calurosas han aumentado.

González sostuvo que estos cambios de clima son una realidad en El Salvador, más calor, sequías e inundaciones

Impactos en la seguridad alimentaria

Según el representante de la UNES, el daño medio ambiental ha dado serias señales en el país: escasez de alimentos (granos básicos y pesquerías) por baja producción y productividad, por sequías, inundaciones y olas de calor; desaparición y disminución de especies agrícolas (animales y plantas), por intolerancia a los cambios de temperaturas y patrón de lluvias.

Además, deterioro y pérdida del entorno natural rural que es fuente de alimentos y bienes comerciables para las familias rurales, dependencia de las importaciones de alimentos a precios elevados y de dudosa calidad, falta de agua para uso doméstico y agricultura, afectando el uso e ingestión de los alimentos

Para contrarrestar este fenómeno, González propone proyectos de sustentabilidad como:  Revolución energética: transición a la era solar, soberanía hídrica y alimentaria, protección y aprovechamiento justo de la diversidad biológica.

Además, respecto a la biocapacidad y ordenamiento según la vocación ambiental de los territorios, sistemas de ciudades sustentables y seguras gestión prospectiva del riesgo.

El Lic. José Vicente Cuchillas, decano de la Facultad de Ciencias y Humanidades dijo que es fundamental como humanistas abordar el tema de medio ambiente, una situación que no se puede ocultar por su deterioro, como ejemplo citó el rio Lempa que pasó de ser caudaloso a una quebrada y contaminada como la mayoría en el país.

 

“A la fecha solo tenemos menos del 6 % de cobertura forestal por la deforestación y la erosión de los suelos, aumentó la cantidad de las tierras de baja calidad productiva; la mayoría de los ríos contaminados y una buena cantidad de ellos en estado de extinción, el caso más dramático es el rio Lempa, que es el principal río del país”, indicó.

 

Agregó que, por el desarrollo de la industria y la construcción irresponsable, especialmente en el área metropolitana de San Salvador, han ejecutado proyectos habitacionales que ha significado la deforestación de las zonas dejando dichas viviendas en condiciones de alto riesgos, caso concreto fue la Col. Las Colinas en Santa Tecla donde el terremoto del 2001 provocó un deslave y perdieron la vida unos 600 habitantes y enterró a unas 500 casas.

 

Cuchillas añadió que continuarán desarrollando actividades en pro del medio ambiente, agregó que la gestión está trabaja en el cuido de las zonas verdes de la Facultad.

 

El evento se desarrolló el pasado 23 de abril en la Sala de Conferencias Dr. Alejandro Dagoberto Marroquín.