Ciencias y Humanidades conmemora legado de Anastasio Aquino

  • Sábado 27 de Julio de 2019 | 08:24am

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

El Decanato de la Facultad de Ciencias y Humanidades conmemoró el martirio de Anastasio Aquino con el foro Anastasio Aquino y el pueblo nonualco: su legado de lucha permanente. La actividad se realizó el miércoles 24 de julio del corriente año en la sala de conferencias del edificio Alejandro Dagoberto Marroquín.

                El Dr. Luis Melgar Brizuela, docente del departamento de Letras y estudioso de Anastasio Aquino resumió su ponencia en dos grandes ejes temáticos: la historiografía y la literatura en el arte y legado del líder indígena.

                Sobre el primer tema puso de relieve los aportes de la Universidad de El Salvador (UES) y los intelectuales de izquierda como Jorge Arias Gómez, el primer historiador de manera seria realizó con un ensayo bien documentado respecto a la gesta del pueblo nonualco y Anastasio Aquino; destacó que Arias era un gran amigo de Roque Dalton y que junto con el Partido Comunista se propusieron reivindicar al primer prócer de las luchas del pueblo salvadoreño.

                Otros historiadores que han dedicado tiempo a las luchas nonualcas de 1823 se pueden rescatar  La verdad de la rebelión nonualca poco después de la falsa independencia que se declaró en 1821 no hubo tal independencia como se nos ha hecho creer a través de la escuela y los historiadores de derecha.

                Al respecto, Brizuela recordó que los pueblos indígenas han venido siendo explotados o convirtiéndolos en carne de cañón para guerras intestinas de los criollos, guerras que los indígenas no entendían y eso justificó la rebelión de los nonualcos, e insistió en que los historiadores han preservado la verdad sobre las situaciones a partir de la independencia.

                Explicó que otra gran línea de la reivindicación de Aquino y de los pueblos indígenas es el arte, la literatura y la solidaridad; en el espacio artístico no se puede dejar de mencionar, en el sentido narrativo fue Francisco Gavidia, que en su obra de teatro Júpiter, que hace aparecer a Aquino  como el peón de la fuerza y rebelión pero de manera equivocada, en la que plantea que contribuyó a su propia explotación.

                En contraposición a eso, los principales escritores, sobre todo Pedro Geoffroy Rivas, lingüista y antropólogo que estudió a fondo Las culturas mayas y nahuas declaró a Anastasio Aquino nuestro abuelo de piedra en su poema titulado con su nombre.

                Otros escritores que aportaron al rescate de la memoria de los pueblos nonualcos y Anastasio Aquino fueron los escritores de la Generación Comprometida, es un grupo de escritores e intelectuales de izquierda, pero en particular énfasis Roque Dalton quien en varias de sus obras lo reivindica como el verdadero padre de la patria y en su libro La ventana en el rostro le dedica varios poemas.

                Brizuela afirmó que en esa identidad profunda de los pueblos acudimos al mensaje de Roque Dalton y repitió con énfasis el verdadero padre, el verdadero prócer de la independencia de la patria es Anastasio Aquino.

                Sostuvo que el verdadero amor a la patria, nos lleva a continuar la proclama de este verdadero prócer de la patria, quien dio el verdadero grito de independencia en 1833 y que merece ser puesto en su sitio, son los sectores conscientes de la verdad histórica y de los próceres legítimos debemos continuar reivindicando a Tata Aquino y a otros próceres de la patria, concluyó Brizuela.

                Otro de los ponentes fue el Dr. Roberto Hernández Tomasino que su tesis doctoral es sobre Anastasio Aquino, el académico sostuvo que hablar de Aquino es referirse a la historia patria, además los salvadoreños históricamente  han vivido en una sociedad excluyente y para comprender la realidad hay que  ir al pasado.

                Hernández Tomasino en su exposición se refirió a la invasión de los españoles como el hecho más abominable que han sufrido los pueblos originarios; también dijo que el proceso de dominación tuvo cuatro etapas: 1. Se les sometió con un idioma diferente, el español; 2. Crean los alcaldes y regidores al igual que en España; 3. Crearon las encomiendas; 4. Los 300 años de dominación generó un cambio drástico en los pueblos originarios.

                Los procesos de dominación, discriminación y humillación a que fueron sometidos los pueblos originarios propició el levantamiento indígena liderados por Anastasio Aquino, con un empuje y resistencia,  una lucha catalogada como insurrección, dijo Hernández Tomasino.

 

La política cultural y el Subprograma de pueblos originarios      

El Lic. José Vicente Cuchillas, decano de la Facultad de Ciencias y Humanidades fue el encargado de inaugurar el evento conmemorativo sobre Asesinato de Anastasio Aquino y dijo que el acto se enmarca en la política cultural “Fortalecimiento del espíritu universitario” y el subprograma de pueblos originarios es una deuda histórica que la Universidad de El Salvador tiene con los pueblos originarios.

                El decano dijo que conmemoran una fecha muy triste el aniversario del asesinato y martirio del Tata Anastasio Aquino, tras el levantamiento de los pueblos nonualcos en enero de 1933 que se prolongó por cuatro meses, lo cual se constituye en un ejemplo de lucha como pueblo.

                Para Cuchillas Melara es necesario rescatar el legado del líder indígena Anastasio Aquino. El  evento permitió recordar otras fechas importantes para los universitarios en el mes de julio: 19 de julio de 1972 la intervención militar a la UES por la dictadura del General Molina y el 30 de julio de 1975 la masacre estudiantil en plena capital de San Salvador.