Ciencias y Humanidades inaugura Cátedra Abierta: Monseñor Romero

  • Martes 03 de Abril de 2018 | 03:40pm

Redacción: Alvaro Carbajal, periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo                                                                                                        

El Decanato de la Facultad de Ciencias y Humanidades en coordinación con el Comité Pro-memoria Histórica que integran SITRAUES, CPU y ASAUES conmemoró el Trigésimo Octavo Aniversario del martirio y asesinato de Beato Oscar Arnulfo Romero y Galdámez.

                La conmemoración consistió en el desarrollo de la conferencia Monseñor Romero… visto desde de la historia a cargo del Dr. Carlos Gregorio López Bernal, profesor de historia de la Universidad de El Salvador. El evento se enmarcó en el lanzamiento de la Cátedra Monseñor Romero: pastor liberador, que estará bajo le responsabilidad de Lic. Fernando Carranza.

                López Bernal inició su conferencia refiriéndose al título con el que se realizó el lanzamiento de la cátedra de Monseñor Romero y sugirió que esta debió llamarse Monseñor Romero: Pastor liberador y conciencia crítica del pueblo salvadoreño porque si algo caracterizó al pensamiento religioso de Monseñor Romero era su capacidad recurrente y constante para hacer la conciencia crítica de la sociedad salvadoreña.

                El Historiador desarrolló su ponencia con un análisis histórico del contexto en que actuó Monseñor Romero y planteó tres grandes premisas: 1.- Que en la década del 70 se da el agotamiento del proyecto reformista que inició en 1950; 2.- en 1970 se acentúan las contradicciones políticas, sociales y económicas; y 3.- Monseñor Romero para enfrentar ese momento histórico asumió el apostolado de la justicia y la defensa de los derechos humanos.

                López Bernal retomó la homilía de Monseñor Romero del 20 de enero de 1980, en la que el jerarca católico ve al país enfrentado por tres proyectos claramente definidos: El proyecto Oligárquico, el Proyecto Reformista y el Revolucionario, en los cuales la Iglesia católica y Romero se ven desgarrados porque en los tres proyectos habían cristianos de por medio.

                Además, el conferencista habló de las circunstancias en que se da el asesinato de Monseñor Romero y acotó cuatro grandes aspectos: 1.- El discurso del pastor muestra la extrema polarización ideológica que vivía en país de la cual sería víctima; 2.- Su prédicas y críticas lo enfrentaron con los diferentes actores políticos del momento por lo que recibió múltiples amenazas de muerte.

                Un tercer aspecto que planteó López Bernal  fue las evidencias que existen son suficientes para afirmar que fue asesinado por un escuadrón de la muerte dirigido por Roberto D’Abuisson; y cuarto aspecto es que desde una perspectiva histórica, su asesinato fue por motivaciones políticas.

                El profesor universitario dedicó una parte de su ponencia para hablar del proceso de beatificación y canonización de Romero y planteó que el proceso de beatificación estuvo estancado  por varios años, y no prosperó durante el papado de Benedicto XVI; y, además, se debe reconocer que el papa Francisco dio un giro al tratamiento del caso; sin embargo cuestionó el ¿Por qué se terminó afirmando que el asesinato fue por razones de fe?

                López Bernal concluyó su ponencia con un análisis del proceso de Canonización que se le sigue a Romero en Roma y sostuvo que se corre el riesgo de que se diluya la radicalidad de su mensaje y quede simplemente un “santo bueno”… muy espiritualizado; otra posibilidad, es que se manipule el hecho en función de agendas políticas del presente… muy politizado; y hay que leer a Monseñor Romero, conocer su pensamiento… sus certezas y sus dudas…, hombre al fin, pero hombre de fe.

                El Historiador recomendó que la mejor forma de recordar y comprender a Monseñor Romero es leerlo Hay una riqueza muy humana, conocer su pensamiento, así conoceremos sus certezas y sus dudas sobre este país…, Romero era en fin un hombre de fe, a este pueblo le hace falta mucha fe.

Saludo del Decano

El Lic. José Vicente Cuchillas Melara, decano de la Facultad, en sus palabras de inauguración destacó una breve biografía de Monseñor Romero y el contexto histórico en que se desarrolló el obispado del Beato Romero.

                Cuchillas Melara explicó la coyuntura del evento de Mis Universo y la masacre estudiantil de 1975 que tuvo repercusiones en el movimiento estudiantil de secundaria y de la Universidad de El Salvador (UES).

                Sostuvo que una de sus primeras apariciones en el tema político como obispo fue la denuncia sobre las violaciones de los derechos humanos y su llamado a que esa política de la dictadura se detuviera, pero además, su prédica fue profética sobre la necesidad de construir una nueva sociedad.

                El Decano sostuvo que su prédica, su denuncia y su defensa a los derechos humanos lo llevaron a que incluso días previos a su asesinato le advirtieran sobre las amenazas que prendían sobre su vida y hay una expresión de él sobre su labor pastoral lo llevaba hacia un sacrificio, hay una expresión que dice: Si me matan resucitaré entre mi pueblo.

                El Funcionario concluyó su discurso con lo que consideró que Monseñor Romero ofrendó su vida con la convicción de que el pueblo iba a tener presente su vida, su legado y su memoria: por eso les aseguro que Monseñor Romero lo asesinaron pero él sigue vivo en la memoria del pueblo salvadoreño, concluyó Cuchillas Melara.

La conmemoración del Martirio del Beato Monseñor Romero tuvo lugar en el Auditórium No, 4 de la Facultad de Ciencias y Humanidades, el viernes 23 de marzo del corriente año. La mesa de honor estuvo conformada por: El Lic. José Vicente Cuchillas Melara, decano de la Facultad; Dr. Carlos Gregorio López Bernal, historiador; Lic. Fernando Carranza, coordinador de la Cátedra Monseñor Romero; y Lic. Julio Aparicio, del Comité Pro-Memoria Histórica.