Estudian construcción social de género entre comunidad educativa

  • Lunes 11 de Diciembre de 2017 | 11:17am

Redacción y Fotografías: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Licda. Cristina López  y el Lic. David Quintana defendieron su trabajo de grado para optar al título de Maestro en Métodos y Técnicas de Investigación Social con la tesis denominada Relaciones dinámicas entre la comunidad educativa en la construcción social de género. La actividad se desarrolló en el aula No. 3, de la tercera planta del edificio Alejandro Dagoberto Marroquín.

                El proceso de investigación de López y Quintanilla se realizó en las carreras de Teología Ciencias de la Educación y Trabajo social de la Universidad Luterana Salvadoreña (ULS) para comprender como se configura la construcción social de género a partir de las relaciones dinámicas que se producen en el Proceso de Enseñanza Aprendizaje (PEA).

Las técnicas de investigación utilizadas para el desarrollo de la investigación se utilizaron tres técnicas: La observación participante, los grupos focales y la entrevista enfocada, con el método inductivo-hipotético o cualitativo con lo cual se determinó cinco hallazgos.

                Primero que los esfuerzos que realiza la ULS en materia de género carecen de articulación y consistencia que permita el desarrollo de un proceso sistemático y permanente; dos, que el personal docente a título personal ha tenido alguna experiencia no sistemática en el tema de género y fuera de la Universidad y dirigidas a la población estudiantil.

                Tres, de las tres especialidades objeto de la investigación, las licenciaturas en Trabajo Social, Teología y Ciencias de la Educación, la de Trabajo Social evidencia mayor compromiso institucionalpor el abordaje del tema de género, lo cual se evidencia en su malla curricular y múltiples actividades de sensibilización.

                Un cuarto hallazgo es que la comunidad universitaria muestra apertura para el análisis de la problemática de género,lo cual les permite visibilizar desigualdades y reproducción de roles tradicionales en la estructura organizativa y quehacer de la ULS.

Un quinto hallazgo es que la ULS carece de protocolos que le permitan la detección y atención a casos de violencia de género, así como también de una articulación interinstitucional efectiva con el MINED, ISDEMU, lo cual no contribuye a optimizar esfuerzos en materia de equidad e igualdad de género.

Los maestrantes con base a los hallazgos plantearon cuatro conclusiones: uno,  En lo que refiere a la Facultad de Teología y Humanidades de la ULS, la práctica docente se desarrolla bajo las directrices de un currículo oficial,  e institucional,  que  carece de manera transversal del enfoque de género en todo su quehacer.

No obstante sostiene que el hecho de contar con docentes que tienen  algún tipo  sensibilización en el tema de género, ha favorecido que el PEA   se organice y desarrolle en un clima de relaciones de poder en las que se propicia la horizontalidad.

La segunda conclusión es quel currículo oculto de género  continúa siendo  un factor omnipresente en el desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje en la ULS, el cual se expresa en ocasiones esporádicas mediante el empleo de  chistes y vocabulario  sexista  en la relación docente- estudiante y estudiante-estudiante, quienes a su vez presentan dificultades para identificar sus repercusiones como mecanismo de violencia y reproducción de roles de género, situación que  favorece  que su  influencia pase desapercibida casi en totalidad  por la comunidad universitaria.

La tercera conclusión,en términos generales,  la relación estudiante-estudiante, se desarrolla al interior del campus   universitario,  bajo un clima de relaciones armoniosas en las que se valora de manera primordial las competencias propias de cada uno, reduciendo así las posibilidades de discriminación por razón de género.

 La cuarta conclusión es que las relaciones que se producen entre los diferentes miembros de la comunidad universitaria, resultan mediadas por una estructura jerárquica propia del sistema patriarcal, sin embargo, es posible identificar apertura y esfuerzos desarticulados desde estudiantes, docentes y  coordinaciones de carrera, en la construcción de relaciones más equitativas e igualitarias entre mujeres y hombres en las que la influencia del currículo oficial y oculto pasan casi totalmente desapercibidos.

Los maestrantes López y Quintanilla recomiendan, a las autoridades de la ULS Incorporar y/o  transversalizar  en la planificación estratégica institucional, el abordaje sistemático y articulado de género, a fin que todos aquellos  esfuerzos  contribuyan a dinamizar la constante lucha por la construcción  de relaciones más equitativas e igualitarias dentro del campus universitario, propiciando la incorporación del claustro docente, con el propósito de  generar un mayor impacto.

Además, recomiendan a los coordinadores Gestionar,  potenciar  y  articular de manera conjunta  el abordaje integral de la temática de género en el quehacer de las diferentes carreras  que ofrece la ULS en la medida que se analice la incidencia del currículo oficial y currículo oculto de género en la dinámica de los procesos educativos.

                El jurado calificador de la defensa de la tesis estuvo constituido por los maestros Miguel Alexander Pérez Aguilar, Jaime Ernesto Escalante y Ana Elizabeth Torres Segovia; Torres Segovia  además asesoró el desarrollo de la investigación.