Historia aborda herencia africana en El Salvador

  • Viernes 30 de Agosto de 2019 | 06:26pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

En el marco del día Internacional de la Afrodescendencia se realizó la Conferencia Africana en El Salvador; que fue organizada por la Licenciatura en Historia de la Universidad de El Salvador (UES) en coordinación con la Asociación de Estudiantes de Historia y tuvo lugar en la sala de conferencias del edificio Alejandro Dagoberto Marroquín el viernes 30 de agosto del corriente año.

                El Maestro Alfredo Ramírez, coordinador de la Licenciatura en Historia, ofreció la conferencia Ser salvadoreño es ser mestizo y al respecto aseveró que ser mestizo responde únicamente a dos herencias, una blanca/europea y otra indígena, y afirmó que en El Salvador históricamente la afrodescendencia se ha negado.

                Argumentó que en una investigación de Price Martín denominada El Salvador del siglo XX, la clase trabajadora salvadoreña de la región de Usulután, en el oriente del país, en el año de 1910, muestra una  fotografía  donde se observan afrodescendientes.

                Para Ramírez la migración de grupos africanos en El Salvador ha sido poca, de larga data y focalizada, principalmente en los pueblos de Zacatecoluca, Usulután, San Vicente, San Alejo, Atiquizaya, Metapán y San Salvador y la presencia indígena ha estado presente desde 1624, lo cual se puede deducir que hay 400 años de resistencia indígena y afrodescendientes.

                Afirmó que el censo de 2007 registra más de 7400 personas que se identifican como afrodescendientes lo que equivale al 0.13 por ciento de la población; más adelante explicó que significa ser afrodescendiente: es toda aquella persona que tiene una persona ascendiente de africano entre sus antepasados, lo cual es una cuestión genética.

                El historiador sostiene que ese concepto va más allá de eso porque en El Salvador los afrodescendientes en su herencia genética han sido negados, ocultados, en este país la cuestión ha sido diferente, y se puede hablar de la diáspora africana desde hace ya 500 años, hacia América, Europa y Asia, que fue parte del comercio internacional y uno de los crímenes de la humanidad (esclavitud).

                Ramírez estimó que fueron alrededor de 30 millones de personas las que fueron sacadas de África y traídas en su gran mayoría a América,  fueron arrancadas de sus familias y traídos de manera obligada sin ningún tipo de registro a la sociedad que estaban dejando.

                Argumenta, que estudiar la afrodescendencia en El Salvador es un camino que apenas se está comenzando, llegaron a través del puerto de Acajutla y Trujillo, sus números son inciertos y fue en los años de 1610-1620, llegaron de 2 mil a 2 mil 500 esclavos, desde la región de Guinea, estos esclavos se emplearon en la producción de azúcar, el cacao y el añil.

                El académico habló de la resistencia de la población en aquel entonces y estima que lo que se dio fue una relación negociada: con su propia vida, con el trabajo, con la jornada de trabajo que realizaban, dañando herramientas y de expresarse en contra de la esclavitud.

                Ramírez se refirió a una investigación que realizó sobre El Marquesado que son esclavos añileros en la región que actualmente comprende los departamentos de San Vicente, Cabañas y Cuscatlán habían haciendas añileras y los esclavos decidieron escaparse y los españoles destruyeron el lugar por miedo a la deserción de más esclavos y castigaron a los líderes colgándolos, sucedió en 1624.

                El historiador concluyó que en la actualidad existen 7441 personas afrodescendientes, además en la actualidad existe el mito del mestizaje, existe una tercera raíz que es la africana; también que la esclavitud es sometimiento y por lo tanto no tiene historia, lo cual no es cierto; por último había otra historia en la que negros fueron expulsados por el presidente Martínez, lo cual es otra mentira, lo que hizo fue una ley de extranjería que regula el tráfico de personas.

                Por su parte, el Dr. Heriberto Erquicio, investigador de la etnia afrodescendiente, en su ponencia se refirió a los estudios afro/salvadoreños que se han realizado en El Salvador y la negación de los salvadoreños descendientes de africanos comienza en 1910 y en 1915 en una investigación de David J. Guzmán habla de los sambos en el país.

                Erquicio dijo que en 1930 cuando se realiza un censo en el país se registran a los africanos que viven en ES pero no se registran a los salvadoreños descendientes de africanos y el punto de quiebre en el imaginario salvadoreño se da en 1933 en el martinato en la que se prohíbe la entrada de extranjeros que incluye palestinos, sirios, chinos, malarios y se incluye a negros.

                Para Erquicio de 1940 a 1950 se da otro censo que en El Salvador todos somos mestizos, incluso muchos académicos de la época aparecieron aseverando que el país no tiene diversidades y se cree       que en los años de 1960 la gran mayoría son mestizos a pesar que existían muchos indígenas.

                Explicó que con los Acuerdos de Paz en 1992 y que tiene que ver con los 500 años de la llegada de los españoles al continente americano y otros, esos otros son los africanos, para sostener su tesis, citó un artículo de Pedro Escalante Arce que rompe con eso, que habla de las raíces hispánicas de ES, y dentro de las raíces hispánicas están los afrodescendientes.

                Erquicio mencionó en siguiente censo que se dio en el año de 2007, a propuesta de la diversidad de los movimientos sociales indígenas se incluyan varias categorías étnicas: blanco, mestizo o indígena, y en esta última aparecía otras subcategorías: Nahua/pipil, cacahuira o lenca, o negro de raza.

                Finalmente, Erquicio recordó que en el año 2011 se declara el 30 de agosto como el día de la afrodescendencia, los avances que ha habido en materia de investigaciones científica, especialmente en el área de la Historia, y citó la Revista Identidades.

                Agregó que en el país se celebra la abolición de la esclavitud y quien la propuso fue José Simeón Cañas y que tenía esclavos; la ruta de la UNESCO que es la ruta de la gente esclavizada en el cual hay varios puntos en ES, entre ellos: San Vicente, Zacatecoluca, San Alejo, Ereyoguaiquín que son lugares importantes de memoria, concluyó Erquicio.   

                Además del Maestro Alfredo Ramírez y el Dr. Heriberto Erquicia ponentes salvadoreños, también fueron invitados: el Sr. Hugo Miller (EE.UU.); Sr. Jermain Sanwo-Ohi (Nigeria); Sr. Randy Salomon (Honduras).