Humanidades conmemora legado de estudiantes mártires de 1932

  • Jueves 02 de Febrero de 2017 | 11:16am

Redacción: Alvaro Carbajal, periodista de la Unidad de Comunicaciones

El Comité Pro Memoria Histórica que aglutina a  La Concertación para la Participación Universitaria (CPU), el Sindicato de Trabajadores de la Universidad de El Salvador (SITRAUES) y el Colectivo de Ciencias Sociales,  con el apoyo del Decanato de Ciencias y Humanidades conmemoraron el al 85 aniversario del fusilamiento de los estudiantes universitarios Farabundo Martí, Alfonso Luna y Mario Zapata, que participaron en la insurrección de 1932.

Un conversatorio y actos culturales formaron parte de las actividades conmemorativas del 1 de febrero.

El Asesinato y fusilamiento de los estudiantes universitarios se dio en el contexto de la insurrección campesina en Izalco que derivó en la matanza de miles de campesinos e indígenas que reclamaban sus derechos y la desigual en tenencia de tierras por parte de la oligarquía, sostienen algunos informes.

                El Decano de la Facultad de Ciencias y Humanidades, Lic. José Vicente Cuchillas Melara, en sus palabras alusivas al evento, dijo que como autoridades es un honor que las tres organizaciones que conforman el Comité de Memoria Histórica (CPU, SITRAUES y el Colectivo de Ciencias Sociales), desarrollaran la actividad.

                Cuchillas Melara sostuvo que es importante rescatar la memoria histórica de los mártires universitarios, sus nombres, el sacrificio, aporte y su legado que lucharon por este pueblo en diferentes momentos históricos y es justamente el 1 de febrero que conmemoran 85 años del asesinato de los universitarios, fusilados en 1932 por la dictadura de Maximiliano Hernández Martínez.

                El Decano destacó de los universitarios fusilados su claridad política ideológica en aquel momento de la dictadura y su valentía por la fundación del periódico “Estrella Roja” que duró un tiempo breve, ya que sólo salieron dos ediciones, marca e impacta en la lucha obrera/campesina.

                A la actividad, también asistió Mateo Latin, alcalde del común de Izalco, quien es su participación dijo estar orgulloso de representar al pueblo indígena de la zona occidental y a 85 años del intento de la desaparición de los pueblos indígenas sigue la negación y violación de sus derechos.

                Latin agradeció la apertura de las autoridades de la facultad de Ciencias y Humanidades para denunciar y recordar el asesinato de miles de campesinos en la insurrección de 1932 y destacó la valentía del pueblo de Izalco al enfrentarse a la ametralladora de la dictadura con una simple cuma, por el hambre, marginación y explotación que eran víctimas y recriminó que eso aún no ha terminado, siguen invisibilizados.

                Por su parte, Alex Moreno, coordinador de CPU, dijo que la actividad conmemorativa se enmarca en sus objetivos principales que buscan la unificación de los tres sectores de la Universidad: estudiantes, docentes y trabajadores administrativos; además sostiene que es necesario rescatar la memoria histórica universitaria.

                Moreno dijo que el comunicado emitido por el Colectivo Pro Memoria Histórica resalta el papel de los estudiantes universitarios en el momento histórico de 1932, cuando se cometió el etnocidio con el pueblo de Izalco a manos de la dictadura militar.

                Los universitarios también, en su comunicado reflexionaron, sobre el papel de los estudiantes en el momento actual y su aletargamiento de cara a los problemas nacionales, como al contexto interno de la UES, como los procesos eleccionarios y las reivindicaciones estudiantiles: “son muchos los retos y la carencia de liderazgo ante los enormes desafíos”, reza el comunicado.

                La actividad del 85 aniversario del fusilamiento y asesinato de Farabundo Martí, Alfonso  Luna y Mario  Zapata, tuvo lugar en el Parque Memorial, ubicada al costado poniente del edificio administrativo de la Facultad de Ciencias y Humanidades.