Humanidades recuerda a Martí, Luna y Zapata, universitarios mártires

  • Viernes 01 de Febrero de 2019 | 05:54pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo
 

El Decanato de la Facultad de Ciencias y Humanidades rindió homenaje a los universitarios Agustín Farabundo Martí, Alfonso Luna y Mario Zapata, asesinados el 1 de febrero de 1932 por la dictadura militar del General Maximiliano Hernández Martínez. Este día se conmemoró el 87 aniversario del fusilamiento.

                La actividad tuvo lugar el 1 de febrero del presente año en el Cementerio General de los Ilustres donde descansan los restos de los mártires de aquella fatídica fecha.

                Los mártires estudiantiles fueron fusilados a eso de las 7:30 de la mañana por la dictadura de Maximiliano Hernández Martínez por haber sido parte de los organizadores de la Insurrección Popular del 22 de enero de 1932. En el cementerio de los Ilustres descansan sus restos en las tumbas números  9991, 9992 y 9993.

                Hace un año, el Lic. José Vicente Cuchillas Melara decano de la Facultad de Ciencias y Humanidades, que visitó el lugar donde descansan los mártires universitarios, dijo: “Farabundo Martí fue un gran líder nacional que supo conducir el trabajo de los comunistas para asumir el rol que el pueblo les demandaba en aquel momento histórico; agregó que Martí contribuyó activamente en la construcción del movimiento popular en El Salvador durante la década de los años 20”.

Los tres mártires ofrendaron su vida en la lucha del pueblo por derrotar la explotación y represión  a la que fue sometida la población salvadoreña por parte de la clase dominante a través de la dictadura militar del General Maximiliano Hernández Martínez.

               La actividad del presenta año para conmemorar el asesinato de Martí, Luna y Zapata, consistió en la colocación de ofrenda floral en las tumbas de los tres mártires universitarios y fue el Lic. Julio Aparicio de ASAUES, quien en representación del Decanato colocó los arreglos florales.

Aparicio en sus declaraciones durante la colocación de las ofrendas florales dijo que los universitarios tiene el deber de rescatar los valores revolucionarios por los que Martí, Luna y Zapata se convirtieron en mártires de aquella masacre de 1932 que además acabó con la vida de miles de campesinos que sólo reclamaban por las injusticias que el régimen dictatorial de Martínez había impuesto en El Salvador.