Inicia II Congreso Nacional de Estudiantes de Ciencias Sociales

  • Martes 30 de Agosto de 2016 | 01:45pm

Redacción: Álvaro Carbajal, periodista de la Unidad de Comunicaciones

Dos conferencias magistrales y un importante discurso de la representación estudiantil dieron inicio la mañana del 29 de agosto al II Congreso Nacional de Estudiantes de Ciencias Sociales denominado “Deudas y Compromisos de las Ciencias Sociales con la Sociedad Salvadoreña”. La actividad tuvo lugar en el Teatro Universitario.

                Las Conferencias Magistrales fueron: “Deudas y compromisos de la UES con la sociedad salvadoreña”, a cargo de la Dra. María Isabel Rodríguez, exrrectora de la Universidad de El Salvador (UES); y “El Cambio de Época y los desafíos de las Ciencias Sociales en el siglo XXI”, por el Dr. Carlos Slutzky, sociólogo y exjefe del Departamento de Ciencias Sociales.

                Durante el acto protocolar, presidido por autoridades de la UES y la Facultad de Ciencias y Humanidades, tanto el Rector de la UES, Lic. Luis Argueta Antillón, como el Decano de la facultad, Lic. José Vicente Cuchillas Melara, reconocieron la importancia del Congreso, por constituirse en una iniciativa estudiantil.

                En la actividad, el Br. Iván Villatoro, representante estudiantil, dirigió un importante discurso a los congresista, en el que al evocar la nominación del Congreso, afirmó que representa para los estudiantes un importante espacio académico para intercambiar y debatir ideas desde las diferentes perspectivas teóricas y metodológicas el rol que las ciencias sociales deben desempeñar para transformar la sociedad salvadoreña en el siglo XXI.

                Villatoro agregó que del 29 de agosto al 2 de septiembre del presente año, la UES será un espacio para conferencias, mesas de debates, cursos, talleres y presentaciones de libros que buscan dinamizar el quehacer universitario al abrir puentes con la sociedad salvadoreña en un contexto de múltiples problemas: estancamiento económico, crisis fiscal, casos de corrupción e impunidad, altos índices de violencia que colocan al país junto a Guatemala y Honduras como la región más violenta del mundo, son algunos de los temas que mencionó.

                Más adelante, se refirió al escaso debate público sobre la nefasta penalización del aborto, acción penal que vulnera los derechos reproductivos de la mujer salvadoreña, especialmente las de más escasos recursos económicos; los más altos índices de vulnerabilidad al cambio climático y una casi irreversible crisis ambiental, especialmente hídrica; la infiltración del crimen organizado y el narcotráfico en las instituciones del Estado; migración masiva de salvadoreños en condiciones precarias y vulneración de sus derechos humanos; carencia de liderazgos visionario que impulse las transformaciones sociales que el país necesita, fueron otros de los temas que mencionó Villatoro.

                El dirigente estudiantil aseguró que para enfrentar los desafíos que la problemática nacional y regional es necesario impulsar una transformación que ofrezca a la población universitaria  una educación superior pertinente a las necesidades de formación profesional que el requiere el país.

                Dijo que el lema del Congreso, les inspira el legado de generaciones que impulsaron  reformas lideradas por el Dr. Llerena en los años 40 y el Dr. Fabio Castillo en los 60, épocas en la que intelectuales argentinos como el Dr. Slutzky y Ester Alonso llegaron al Departamento de Ciencias Sociales a renovar los paradigmas teóricos vigentes e introdujeron nuevas teorías que se desarrollaban en América Latina.

                En ese contexto, Villatoro explicó que el referente más inmediato de transformación es el proyecto de la reforma universitaria liderado e impulsado por la Dr. María Isabel Rodríguez durante la primera década del presente siglo, no obstante, observan que la Universidad durante la segunda década de este siglo entró en un progresivo deterioro y parálisis en el ámbito académico, investigación, proyección social y democrático institucional, para lo que recordó en el cuestionado proceso electoral recién pasado.

                Agregó que cómo es posible que hace medio siglo, en el contexto de la dictadura militar, la UES impulsaba en una profunda transformación y en tiempos de democracia y después de dos gobiernos de izquierda se observa grave deterioro en la histórica universidad pública donde lo dominante es el status quo y no el cambio.

                Aseguran que con sus esfuerzos buscan el liderazgo estudiantil universitario que convoque a los diversos actores a enfrentar y resolver los grandes problemas y asumir los desafíos de la universidad en el impulso de una auténtica democracia universitaria, en el combate del burocratismo que permea los procesos académicos, administrativos, financieros, políticos, electorales e institucionales.

                Finalmente, sostiene que es necesario impulsar el manejo eficiente  y eficaz de los recursos estatales y en el incremento presupuestario, en la producción y difusión del conocimiento científico y humanístico que sea referente para un pensamiento crítico ciudadano que contribuya a dar perspectiva de futuro a amplias capas de la población que están sumidas en la pobreza, la marginación y exclusión social,