La neurociencia para comprender y construir mejores prácticas pedagógicas

  • Viernes 20 de Abril de 2018 | 03:30pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

La Licda. Vania Marquina coordinadora del Child Development Lab IDEA (Perú), dictó la conferencia La importancia de la autorregulación en el entorno social y educativo. La actividad se desarrolló en el marco del 7° Encuentro Mesoamericano y 13° Encuentro Nacional de Educación Inicial y Preescolar El Salvador 2018.

                Marquina explicó inicialmente que la palabra IDEA se deriva de los cuatro pilares que dan lugar al desarrollo de las investigaciones en la institución que representa: investigación, interrelación, desarrollo de programas y la aplicación.

                Agregó que la institución Child Development es un laboratorio que realiza investigaciones, traducciones y aplicaciones de los nuevos descubrimientos sobre la neurociencia educacional y se enfocan en el desarrollo infantil temprano; además, les motiva conocer sobre las etapas del aprendizaje para poder comprender y construir una mejor práctica pedagógica a través de la interrelación de Neurociencia, Psicología, educación y desarrollo humano.

                Agregó que promueven valores de la coherencia, justicia, compromiso transparencia, equidad y respeto, considera que esto es lo que todos los niños deben tener; qué promueven: la neurociencia educacional y la ciencia del desarrollo infantil temprano que son las ciencias emergentes que sus iniciativas se mueven hacia la traducción y movilización del conocimiento.

                La investigadora explica que no se limitan a investigar si no a traducir conocimiento y que pueda llegar a todas las personas: educadores, Psicólogos, padres de familia y otras personas involucradas en el desarrollo infantil temprano.

                Preguntó a los asistentes ¿Qué es la autorregulación?, responde que la autorregulación es la capacidad de alcanzar, mantener y cambiar el nivel de energía para que corresponda  con las exigencias de una tarea o situación. Agregó otro concepto es la capacidad de sostener o cambiar nuestra atención cuando sea necesario e ignorar las distracciones. Otro concepto: Es entender el significado de las habilidades de interacciones sociales como la manera de participar de ellas de forma sostenida.

                Prosigue, ¿Qué se estudia en la neurociencia educacional y cómo evolucionan esos estudios?, en el año 2000 se concluyó que el desenvolvimiento de los alumnos en la escuela se puede determinar por la capacidad de autorregularse.

                Sostiene que en el 2010 los estudios concluyeron que la autorregulación debe ser  considerada como el indicador más importante del rendimiento académico incluso, mayor que el coeficiente intelectual a cuanto más regulación tiene una persona, mayor es su éxito académico, su pensamiento crítico, más solidario, poseen una mejor adaptación en la escuela.

Marquina explicó que los estudios han demostrado que a mayor autorregulación menos conducta criminal, menos fracaso escolar, menos personas que abandonan la escuela, menos problemas financieros y menor abuso de sustancias (drogas) y más éxito que impacta en la economía de un país.

                Dijo que para el 2020 estiman que las cosas más importantes van a ser la creatividad, pensamiento crítico, coordinación con otras personas, inteligencia emocional, negociación, flexibilidad cognitiva, o sea que el enfoque de educación desde la neurociencia está cambiando a partir de la investigación sobre qué es importante, por su coeficiente intelectual o la manera de autorregularse.

                Afirmó que Changuer, uno de los pioneros de la autorregulación la ha dividido en cinco dominios: Biológico, emocional, cognitivo, social y prosocial. Agregó que en el dominio biológico la autorregulación es la posibilidad de modular la intensidad con la que una persona responde a los estímulos, buscando el equilibrio.

                Afirmó que el dominio emocional se refiere a todo lo relacionado con las emociones y los sentimientos, autorregularse emocionalmente es entender los sentimientos, estados de ánimo, y emociones para adaptarse y responder a las diferentes demandas de la situación.

                Marquina cuando se refirió al dominio cognitivo se refiere a lo relacionado con el pensamiento, la atención y el intelecto, es el control voluntario de los recursos cognitivos, son los procesos mentales como memoria, atención, retención de información y resolución de problemas.

                El dominio social se refiere a todo lo relacionado con las habilidades para socializar afectivamente con otras personas, un niño autorregulado socialmente es el que puede entender, evaluar, actuar sobre los códigos sociales y comportarse de manera socialmente apropiada.          

                Concluyó que el dominio prosocial es el que resume a todos los anteriores y se refiere a lo relacionado a la moralidad, al comportamiento de ayuda a otras personas, a la empatía, las habilidades sociales y explica que un niño autorregulado prosocialmente se desenvuelve en el espacio donde resume comportamientos que son útiles para la aceptación social y amistad.

                Propone que para combatir el bullying en el aula, es con autorregulación prosocial ya que está relacionado con todos los demás dominios.

La conferencia de  Vania Marquina tuvo lugar en el auditórium de la Facultad de Ciencias Agronómicas el jueves 19 de abril del corriente año.