Michel Foucault y las cárceles ¿qué significa vigilar y castigar?

  • Jueves 23 de Marzo de 2017 | 09:04am

Por: Clanci Rosa

La Embajada de Francia en conjunto con la Secretaria de la Presidencia y a través de la Universidad de el salvador realizó ayer la cátedra cultural: Foucault y las cárceles ¿qué significa vigilar y castigar? Impartida por el consejero de cooperación y acción para la América Central, Adelino Braz.

El libro Vigilar y castigar es un libro del filósofo e historiador francés Michel Foucault, publicado originalmente en 1976. Es un examen de los mecanismos sociales y teóricos que hay detrás de los cambios masivos que se produjeron en los sistemas penales occidentales durante la era moderna.

La convocatoria para esta  cátedra cultural fue bien recibida por la comunidad universitaria, de tal manera que el local inicialmente previsto no fue suficiente y se debió cambiar a uno con más espacios, fue el auditórium Miguel Mármol de ingeniería.

Al respecto, Adelino Braz, inició su ponencia comentando que es la única vez que veía estudiantes luchando por entrar a una cátedra y no por salir de ellas, como es lo habitual “esto solo lo hacen alumnos de filosofía “afirmó, provocando la risa de los estudiantes.

“Para cualquier sociedad que quiera reflexionar sobre sí misma, para cualquier individuo que quiera  crear su propio destino, una de las mejores materias para eso es la filosofía “así inició su disertación, Adelino Braz.

Braz reflexionó con los estudiantes sobre la importancia de la filosofía “Una cosa es tener una pregunta, otra cosa es tener una buena pregunta, y cuando ustedes son capaces de hacerse las buenas preguntas ya es un paso para encontrar la buena respuesta, por eso la filosofía no es algo que dará respuestas definitivas, la filosofía dará herramientas para que ustedes piensen por sí mismos, para que gracias a eso se planteen las buenas preguntas para aplicar las buenas respuestas, indicó.

 Entrando en materia Braz se refirió a la importancia del escrito por Michel Foucault “un libro como vigilar y castigar es fabuloso porque la primera vez en la historia de la filosofía llega un tipo como Foucault se pregunta por qué nuestra sociedad moderna, supuestamente civilizada, democrática, que defiende los derechos del hombre y el ciudadano, está enfrentada a la sobrepoblación carcelaria, ese es un enigma a la sociedad de hoy “dijo.

Seguidamente, reflexionó por qué a más de cuarenta años de publicada “vigilar y castigar”, sigue siendo de tanta importancia, tomada como lectura de referencia y vigente, alegó tres razones:

1-  las preguntas que hace Foucault en el libro son todavía las nuestras, quiero decir, las cuales no hemos todavía contestado “durante mucho tiempo nos hemos preocupado de lo que habría que castigar, durante mucho tiempo también de la manera como debíamos castigar y ahora aparecen preguntas extrañas, será qué hay que castigar, qué quiere decir el castigo” explico leyendo parte del libro.

Continuó:

Qué nos dice en esto Michel Foucault, la reflexión no es: cuál es el método mejor para castigar sino replantear completamente el concepto de castigo, que finalidad tenemos que darle, y eso porqué es importante

“Michel Foucault se da cuenta que en el castigo hay tres funciones que existen pero no van juntas, la primera: hay un discurso penal que dice lo siguiente: hay que tratar la gente en vez de castigarla, 2) hay un aparato penal que no para de castigar, cualquier sanción tiene que recibir un castigo, 3) la conciencia colectiva que reclama castigo singulares que no quieren perdonar y que  al mismo tiempo ignora completamente lo que es una experiencia carcelaria.

En este último punto  enfatizó “Todos sabemos lo que es una cárcel, el concepto, todos somos conscientes que hay sobre población carcelaria pero  ¿Alguno de ustedes sabe lo que es la experiencia de un ser humano viendo en un Estado dentro de otro estado y un Estado de no derecho, en la cual el ser humano está fuera de la sociedad y una sociedad donde él pierde sus derechos? Cuestionó.

Siguiendo el orden de las razones porqué la obra sigue vigente mencionó un segundo elemento: “porque el método que utilizó Michel Foucault para su investigación en filosofía y en ciencias humanas y en sociales es todavía viable, porque  Foucault tiene una idea muy particular y talvez hasta mejor de lo que debe ser un intelectual”

 Michel Foucault escribe Vigilar y Castigar en 1976 pero desde 1971 el empieza hacer investigación en las cárceles yendo a visitar a los encarcelados, el 8 de febrero de 1971 él crea “Grupo de Información sobre las cárceles en la cual él quiere entender porque razones hay un descontento en ella y porqué existe una cierta intolerancia hacia ese método, donde él es precisamente genial es que el va a decir “ si queremos percibir lo que es una cárcel tenemos que entender primero cuál es su genealogía , es decir, estudiar su origen  y los factores históricos y sociales que dieron lugar a la creación de una institución como la cárcel .

“El problema es que además nuestra sociedad está confrontada en relación a la cárcel a una doble ignorancia: primero una ignorancia teórica porque nunca nadie explicó las génesis de las cárceles, como explicar que nuestra sociedad llegó en un momento dado de la historia a crear ese tipo de institución que tiene como objetivo de retirar al individuo de la sociedad para supuestamente después darle las condiciones de integrarse mejor “

La segunda tiene que ver con una ignorancia práctica, aquí el ponente hizo referencia a lo que anteriormente mencionaba sobre que todos sabemos el concepto de cárcel pero nadie tiene el significado concreto de las condiciones de encarcelamiento “más aún cuando uno va analizar los delitos por los que la gente está encarcelada y se da cuenta que en general 40% de los encarcelados están por delitos menores”, indicó.

Entonces la pregunta que Michel Foucault hace en el libro es ¿o mantenemos la institución como está y estamos confrontando una sobrepoblación que va transformar la cárcel en una terrible máquina de delinquir y de fabricar delincuentes o entonces tenemos que repensar la manera en cómo tenemos que castigar?

Ante esta pregunta, Braz dio una serie de tesis elaboradas por Michel Foucault para responder a la interrogante:

1) Él analiza las condiciones históricas por las que  nuestra sociedad en un momento dado decidió construir cárceles, plantea: ¿qué poder se esconde tras la cárcel y qué tipo de opción tenemos para cambiar la confrontación a la que nos enfrentamos hoy?

Adelino Braz habló de las dos formas históricas de castigo descubiertas por Michel Foucault, primero hizo referencia al Suplicio era condenar a un individuo que se desmembraba delante toda la gente que se pasaba 6 u 8 horas muriéndose.  “era algo calculado racional” la racionalidad para el soberano era demostrar no era castigar a individuo sino vengarse de él. Porque la persona acusada había confrontado las leyes del soberano. Entonces el sufrimiento se hacía público.

“Al hacer ese crimen cuestionaban  el poder del soberano, quería mostrar a través de la violencia lo que esperaría a la población si se atrevían a revelarse”

Sin embargo, Esto no funcionaba porque generaba más violencia, era un espectáculo, “vamos a la plaza pública a ver el suplicio” era como ver una película,  en este momento  se pone  fin  a esta práctica  para la creación de la cárcel “ya no se castiga el cuerpo sino el alma”

Podría decirse que la medida era humanista pero Foucault dice: “el objetivo no era humanista el Estado analizaba que había un cuerpo útil, lo ponía en la cárcel y trabajaba para él. No es una visión humanista la que creó las cárceles, es una visión económica en la cual el ser humano esta convertido en una propiedad del Estado “

¿Para qué la sociedad iba suprimir una vida y un cuerpo si al contrario podrían apropiarse el cuerpo y convertirlo algo útil?

 “En la misma época en que aparecen las cárceles aparecen las escuelas y los militares, es una nueva manera de pensar la sociedad y pensar el individuo con esa sociedad”

Foucault, pregunta ¿la cárcel logra responder  a la vocación con la cual fue hecho, es decir tratar al individuo de manera que después la cárcel pueda facilitar su reinserción social?

Foucault muestra que la cárcel en vez de facilitar la reinserción social del delincuente lo que hace de manera paradójica es convertirse en una terrible fábrica de delincuencia, dice “ cuando ponemos en una cárcel a un tipo que robó un pollo al lado de un tipo que mató personas y como es en un Estado dentro de otro Estado donde ya no hay control ,  no se respeta al individuo como un sujeto de derecho , el tipo que robaba pollo al salir de la cárcel se convirtió en un tipo que va a matar”

 Porque de manera incongruente la cárcel que tiene como objetivo retirar los individuos supuestamente peligrosos de la sociedad, lo que hace es ponerlos con otros individuos todavía más peligrosos y entre ellos fabricar más violencia y mas delincuencia 

Foucault dice: “desde hace dos siglos decimos  la cárcel es un fracaso porque fabrica delincuentes, yo diría más bien no es un fracaso al contrario es un éxito  porque responde a los principios con que la hicimos”

 ¿Qué quiere decir aquí Foucault? De manera un poco irónica, la cárceles es un éxito porque tal como está pensada y como está organizada solo puede fabricar mas delincuencia. A partir del momento que usted genera una institución en la cual los individuos no tienen los derechos respetados y no tienen las condiciones necesarias para poder favorecer de nuevo esa reinserción social.

Foucault afirma que en realidad el hecho que la cárcel se haya convertido en una fábrica de delincuencia en realidad responde a la manera en que está pensada, “es una consecuencia mediata, por eso no podemos decir que la cárcel es un fracaso, el fracaso en haber relacionado el castigo con la cárcel , porque eso solo general mas delincuencia y sobre población .

Incluso, Foucault indica que desde el principio al formarse, se habían dado cuenta que no funcionaban, “en 1815, en Francia se muestra que la cárcel en vez de bajar la tasa de criminalidad lo que hace es aumentar la tasa de reincidencia de los individuos “Dicho de otra manera el tipo que roba un pollo y sale de la cárcel en vez de decir: salí de la cárcel yo nunca más voy a robar,  pasa a una etapa todavía más violenta de comportamiento.

¿Por qué no funciona?

Foucault dice:

1) estamos en una dimensión donde el individuo está  sin familia, de su entorno social y además está en contacto con otros individuos que no solamente son más peligroso que él , sino dentro de la cárcel organizan sus propias reglas, que además controlan   lo que está fuera

Dicho de otra manera es como si el poder se traslada únicamente  a una institución que está cerrada, pero sigue actuando y tenido efectos nefastos sobre lo que está afuera.

El segundo problema es lo que Foucault mencionaba como ilegalismo ,  “ muchas veces la sanción que se otorga al delincuente no está adaptada al delito , por eso mencionaba que más del 40% de la población carcelaria en el mundo es debido a delitos menores

 ¿Será que no hay que pensar en castigos alternativos?

“si ustedes logran bajar la sobrepoblación carcelaria es el primer paso para poner fin a la cárcel como fabrica de la violencia “

¿Cómo ustedes me pueden explicar que una cárcel que esta para provocar la reinserción social permite la reintegración de las estructuras mafiosas internas para controlar lo que está afuera?

Esa es una de las conclusiones que uno puede sacar cuando lee el libro de Foucault

Entonces ¿qué hacemos con el castigo, como podemos repensar de nuevo el castigo?

Foucault dice que es el hecho más difícil que existe, “nuestra sociedad se dará cuenta que eso no funciona y no tendrá otra opción más que repensar el castigo “

Pistas de Foucault para un nuevo modelo de castigo

1. Tendríamos de nuevo que definir qué tiene que ser castigado y lo que no debe ser castigado“

Foucault considera “Hay que poner fin a la cadena perpetua, porque la sanción no puede ser escrita dentro del tiempo, el individuo ahí está perdido, al criminal enfermo hay que tratarlo antes de castigarlo”

2. Distinguir el castigo de la corrección: no todos los delitos merecen que el individuo vaya a la cárcel,

Hay que parar de una vez, de hacer de las cárceles una zona de no derecho, y someterlas a un control de derecho común, el ser humano debe encontrar una manera de controlar lo que está adentro

3. La sociedad, la conciencia colectiva debe preocuparse por su penalidad, reflexionar sobre el castigo. “darse cuenta de la realidad de la cárcel, implica acciones del ciudadano y acciones públicas.

En estos puntos se finalizó la cátedra que despertó inquietudes en los estudiantes y reflexión sobre la sociedad salvadoreña y el problema de sobre población carcelaria que se tiene.

TAMBIÉN PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO DE LA CONFERENCIA