Presentan investigación literaria sobre el humanismo y la modernidad

  • Lunes 21 de Agosto de 2017 | 10:15am

Redacción: Alvaro Carbajal, periodista de la Unidad de Comunicaciones

Allan Barrera, estudiante de la Maestría en Estudios Culturales Centroamericanos opción Literatura defendió su trabajo de grado titulado “Alternativas del humanismo y la modernidad: una mirada desde la literatura centroamericana”.

            Barrera en el planteamiento del problema expone que el Humanismo, al seguir la línea de Rosi Braidotti, es una actitud filosófica que pone lo humano al centro de todo y que, por tanto, se vuelve una convención normativa con un elevado poder reglamentario e instrumental a las prácticas de exclusión y discriminación.

            Agrega que lo humano, entonces, es un concepto histórico que ha sabido consolidar una convención social en torno a su naturaleza humana (Braidotti, 2015), eso a partir de que el estándar humano representa la regularidad, la regulación y la reglamentación impuesta desde un particular modelo de ser humano como modelo generalizado sobre los otros sexualizados, racializados y naturalizados.

            Barrera sostiene, además, que la investigación plantea como poshumanismo la superación del autoencerramiento del hombre, y de su liberación, dentro de los límites de su propia racionalidad suprema y constitutiva del mundo en favor del pensamiento de una ecología de todos.

Sostiene que a partir de lo planteado por Bridotti, el posthumanismo pone en evidencia la caída de algunos presupuestos fundamentales de la Ilustración precisamente del progreso de la humanidad a través del uso autorregulador y teleológicamente orientado de la razón y la racionalidad científica que, se suponía, conducían a la perfectibilidad del hombre.

El Candidato a Máster en Estudios Culturales explica los textos que analizó para el desarrollo de su investigación en el que retomó de El Salvador los cuentos “Carretera sin buey” y “Las molestias de tener un rinoceronte” de Claudia Hernández y la novela El asesino melancólico de Jacinta Escudos.

También de Nicaragua los cuentos “Emelina” y “Quiltografía” de María del Carmen Pérez; y, de Guatemala El cojo bueno de Rodrigo Rey Rosa, El tiempo principia en Xibalbá de Luis de Lion y La misión del Sarimá de Miguel Angel Oxlaj y de Honduras la novela katastrophé de Gustavo Campos.

El jurado calificador del trabajo de tesis de Allan Barrera estuvo conformado por: Dres. Ricardo Roque Baldovinos, Carlos Roberto Paz Manzano y Luis Alvarenga. La actividad tuvo lugar en el aula N0. 3 de la Escuela de Posgrados en el Edificio Alejandro Dagoberto Marroquín.

Allan Barrare, para finalizar la defensa de su tesis planteó las conclusiones de su trabajo de investigación: Los textos literarios analizados ofrecen desde la imaginación subjetividades alternativas que fisuran la racionalidad occidental del humanismo, a partir de dispositivos ficcionales que descentran y vuelven precaria las visiones antropocéntricas de que el ser humano se encuentra en el centro de la totalidad del mundo.

Además,  reafirman desde la literatura un espacio más plural y diverso en el que la vida de los sujetos solo puede suceder en un entramado o en interconexión con otros agentes humanos y no humanos, y con el entorno y los demás ecosistemas que hacen posible el continuum vida muerte de nuestra especie.

Barrera sostiene en otra de sus conclusiones que dichos textos, por un lado, ofrecen pistas para reconsiderar de manera crítica y creativa los principios fundamentales del humanismo y de la modernidad occidental que rigen muchas de nuestras prácticas e interacciones cotidianas y que reproducen cierta lógica y violencia humanista. Y, por el otro, abren un espacio para pensar e imaginar nuevos esquemas éticos, sociales y discursivos que nos permitan enfrentar de mejor manera los profundos cambios a los que nos enfrentamos en el presente. Además, llaman a la necesidad de generar una subjetividad posthumana de un sujeto que se asuma a sí mismo, en términos de Braidotti, como una “entidad colectiva finita” interconectada con el medio ambiente (Braidotti, 2015, pág. 167)”