Profesionales de Humanidades contribuyen al rescate del arte rupestre en Honduras

  • Jueves 12 de Septiembre de 2019 | 09:24am

Fotografías: Cortesía de Mtra. Ligia Manzano y Roberto Galindo

Dos profesionales de la Escuela de Artes finalizaron un importante proyecto académico para el rescate de arte rupestre en Honduras.  

Las maestras Ligia Manzano y Xenia Pérez fueron las responsables de presentar los resultados del proyecto: Generación de inventario de motivos de arte rupestre en sitios de alto riesgo y creación de estrategias de difusión y conservación.

En la actualidad, la Mtra. Ligia Manzano es directora de la Escuela de Artes y la Mtra. Xenia Pérez,  directora de la Escuela de Posgrados de la Facultad de Ciencias y Humanidades.

El proyecto presentado por las investigadoras surge por los reportes al Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) sobre sitios con amenazas de alteración y destrucción por parte de la población por falta de conocimiento y vandalismo al patrimonio cultural.

Para el rescate, las académicas realizaron una actualización de siete sitios donde existen vestigios de arte rupestre, con petrograbados y pictografías que permiten aumentar las referencias de los motivos artísticos reflejados e ir acumulando el registro visual, para luego definir una ruta cultural a través de los estilos que plasman los motivos arqueológicos.

Las profesionales presentaron un total de 122 piezas con los motivos de los petrograbados y pinturas, a través de la técnica de calco (directo e indirecto) a escala natural, es decir, copias de imágenes en tamaño real que pueden medir entre 5 metros altura por 4.50 metros de ancho.

Manzano indicó que el método de calcado se realiza con la colocación de un plástico delgado sobre la superficie rocosa, luego se pinta el motivo grabado a escala natural para ser guardados en cajas, para evitar daños en el embalaje, luego se transfiere a otro material blanco sintético traslucido que resiste el paso del tiempo y de fácil manipulación.

La Mtra. Xenia Pérez, indicó que las pinturas son pigmentos naturales y orgánicos que se deterioran con el paso del tiempo, además la intervención humana y de animales han puesto en riesgo su conservación; es ahí el importante aporte de las profesionales, quienes a través de técnicas especiales lograron recopilar los motivos rupestres sin afectar la superficie ni la muestra.

La Mtra. Ligia Manzano dijo que el trabajo permite rescatar los referentes visuales de las culturas pasadas, con mucha creatividad y destreza técnica de los motivos plasmados en roca: se observan figuras de personajes con vestimentas y tocados, animales, entre otros, se cree que eran lugares sagrados o hacían inventario de la riqueza, poseen además una belleza gráfica pues se advierte la creatividad, la diversidad, la cualidad de los petro grabados que cuentan visualmente la realidad, haciendo uso de los paredones y piedras.

Agregó que lo importante de la actividad es la generación de un inventario de motivos de arte rupestre sobre sitios considerados de alto riesgo y la creación de estrategias de difusión y conservación, trabajo compartido con la gerencia del  (IHAH) debido a la Ley del patrimonio Cultural del vecino país.

Ya existen investigaciones sobre el arte rupestre hondureño desde el punto de vista arqueológico (Arqueo astrológico), pero no artístico o con el enfoque particular de este estudio. El trabajo de las académicas se refiere al levantamiento de los motivos a escala natural con el método directo, luego se digitalizó la documentación, estas imágenes se encuentran igualmente en un catálogo a disposición del Instituto.

Los Calcos en la dimensión natural favorecen el rescate y además pueden ser utilizados para concientizar y educar en el tema.

Según la Maestra Manzano se ha realizado estudios anteriores del entorno para definir las siguientes características: las amenazas por la zona, elevación, la pendiente, ubicación, inundaciones, deduciendo que entre los sitios de Ayasta y Yaguacire poseen la mayor amenaza antrópica, debido al crecimiento urbano, contrario a otros sitios alejados de la población que mantienen pictografías con diferentes temas, conservando su color y sus formas.

La Mtra. Xenia Pérez agregó que la parte más importantes es el rescate de estas piezas,  posibilita trasladar y exhibir a comunidades, realizar campañas de difusión y concientización a la población. Se presentó en el marco de la investigación un catálogo, una propuestas de señalética y un informe detallado de las condiciones actuales, además de los archivos digitales del inventario de las muestras, mismos que podrán  ser base para investigaciones de otras disciplinas.

Al realizar el inventario, son codificados, cada sitio fue numerado según la ubicación de los motivos por secciones, con nombre, número correlativo en una ficha técnica donde el Instituto puede verificar con esta al perderse un ejemplar en el sitio

La jefa de Artes explicó que su mayor satisfacción con el trabajo realizado es obtener un respaldo visual de este patrimonio que están perdiendo sus cualidades y permitir a las nuevas generaciones la existencia de estos  vestigios, crear conciencia para la protección y conservación del legado histórico.

Por su parte, la jefa de Posgrado consideró que es un orgullo representar a la Universidad de El salvador y aportar a otra nación un trabajo profesional. En junio hicimos la entrega oficial y existe la posibilidad de dar continuidad a la difusión de la riqueza que tienen los hermanos hondureños.