Proyección Social inaugura espacio cultural

  • Viernes 01 de Septiembre de 2017 | 03:56pm

Por Roberto Galindo

La Unidad de Proyección Social de la Facultad de Ciencias y Humanidades, con el apoyo del Vicedecanato inauguró un espacio cultural denominado: Escuela del escritor, el proyecto surge con el objetivo de acercar a la comunidad Universitaria y amigos de las artes en este caso a la Literatura.

El licenciado Jorge Aguilar, jefe de la unidad explicó que para desarrollar la escuela se han abierto dos talleres, el de poesía de 1 pm a 4 pm los días juevesy el de narrativa que se impartirá los días viernes de 9:00 a 12.m  y que los asistentes aprendan la escritura creativa en las dos ramas.

Aguilar manifestó que existen diez personas inscritas en poesía y ocho en narrativa, sin embargo quedará abierto otras dos semanas la inscripción para que se incorporen más personas interesadas en los talleres.

Aguilar mencionó que la iniciativa de la creación de la escuela está fundamentada en el plan de trabajo del periodo administrativo de las autoridades de la Facultad y que servirá para que los estudiantes puedan trabajar en tema de la literatura.

Por otra parte El Maestro Edgar Nicolás Ayala, Vicedecano de la Facultad felicitó a los presentes por el interés en participar en este tipo de actividades, agregó que gestionará la publicación de  los trabajos que se realicen en los talleres.

El maestro Nicolás Ayala expresó que existen otras instancias externas a la Universidad que necesitan de nuestros proyectos sobre literatura, como lo solicitados por los pueblos originarios Lencas de Usulután y los nahuat pipil que quieren escribir poesía, este grupo podría ser quienes atiendan a los solicitantes.

También existe el proyecto YO CAMBIO, con los privados y privadas de libertad que se quieren sumar a escribir, dijo Ayala.

La Licenciada Susana Reyes, facilitadora de los talleres en horas sociales, agradeció a la Universidad por la oportunidad de realizar su tiempo de servicio y la realización de los talleres literarios donde existe mucho talento, los dos talleres van enfocados en que vayan comprendiendo el oficio de escribir.

Dijo que la inspiración es un porcentaje mínimo, que justo es la visión del que le gusta escribir y el resto es construirse en el oficio, apropiarse de lecturas, comprender para qué escriben, para entender su propia filosofía de la escritura.