Realizan congreso para analizar retos del profesional en Ciencias de la Educación

  • Jueves 09 de Noviembre de 2017 | 10:08am

Redacción: Alvaro Carbajal, periodista de la Unidad de Comunicaciones

Con la conferencia magistral: Retos de los profesionales de la educación en El Salvador del Dr. Agustín Fernández Santos, catedrático e investigador la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”, inició el Primer Congreso: Retos Actuales del profesional en Ciencias de la Educación, la actividad tuvo lugar en el auditórium Herbert Anaya Sanabria.

                El profesor Agustín Fernández inició su ponencia al inferir lo que para él son los cuatro retos de la profesión de la carrera docente; el primero es un cuestionamiento ¿Qué estamos haciendo y qué tipo de profesional estamos formando?; un segundo es ser un profesional ético; tercero, ser un docente innovador y cuarto, ser un profesional inclusivo.

Está convencido que desde la realidad que se vive en las aulas de este país es necesario romper paradigmas si se quiere que la educación mejore y prosiguió con una sentencia: “Quien se atreva a enseñar, nunca debe dejar de aprender”, agregó que quienes se dedican a la docencia deben estar dispuestos a estar en un constante aprendizaje.

Para Fernández ese se constituye en el principal reto, no solo pensar en enseñar “debemos aprender” y sugirió que quienes participan en el congreso ya están en ese proceso de aprendizaje, luego comenzó el desarrollo de lo que consideran cuáles son sus cuatro retos de la profesión; primero profesionalizar la carrera docente, lo cual pasa por la formulación  de políticas educativas  para la dignificación de la carrera docente.

Lo anterior es necesario hablar del todo, lo cual es una decisión política que tiene muchas connotaciones ideológicas y además tiene grandes consecuencias de tipo financiero, por lo cual sostiene que si se quiere mejorar la educación del país se debe dignificar la carrera docente y la profesionalización pasa por la construcción de una carrera profesional docente y pasa por cómo la sociedad ve al docente y cómo los docentes se ven así mismo.

Fernández plantea algunas premisas a corto, mediano y largo plazo. A corto plazo, planteó que habrá que reformular el enfoque de formación inicial y continua que se tiene actualmente, en el cual el docente tenga un rol más protagonista y trascender del docente tradicional de las cuatro paredes encargado de trasmitir conocimiento y debe reformular un plan de identidad nueva y con capacidad de producir conocimiento, que sistematicen sus experiencias, romper con la cultura consumista  de replicar lo que otros producen.

A mediano plazo, plantea que para mejorar la carrera docente que hay que hacer de ésta una profesión atractiva, para lo cual se debe mejorar la formación inicial, dignificar  la docencia, mejorar las condiciones salariales, condiciones de trabajo y asumir la calidad educativa, sin lo anterior difícilmente se va a lograr que la educación mejore.

Propone que el desarrollo de las investigaciones son necesarias en la formación docente, se deben preparar maestros para dar clases en el ámbito rural ya que actualmente se preparan maestros para dar clases en la ciudad; además, agregó que sin justicia salarial no hay dignificación de la docencia y esto pasa por renovar la Ley de la Carrera Docente  y la Ley de Educación General.

Fernández explicó que a largo plazo es necesario la construcción de una profesionalización docente sólida y digna, lo cual demanda de un proceso de selección adecuada con requerimientos académicos a nivel de licenciatura; además se debe enfatizar en la necesidad de un enfoque de educación inclusiva, lo cual en el MINED solo queda en papeles y propiciar un proceso de inducción de uno a dos años lo cual debe ser un proceso reconocido por el Estado.

El profesional de la UCA cuestionó que la PAES (Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media) no es un criterio de calidad, propone que se debe evaluar el contexto dónde se ha formado el que se va a desempeñar y fue más allá el enfoque de educación inclusiva “se está quedando en meros papeles”, no se debe reducir el rol del maestro al rol educativo del aula, se debe incluir el liderazgo que debe tener el maestro, un rol más activo.

Fernández además planteó cuatro grandes retos para la profesionalización de la carrera docente; un primer reto es que el docente tenga un reconocimiento un estatus y una valoración mayor en la sociedad; segundo, el docente debe ser un profesional profundamente ético, agrega que la esencia de ser competente en el quehacer educativo es ser ético.

Tercer reto es ser innovador, romper con los paradigmas educativos tradicionales, esto pasa por los procesos evaluativos cuantitativos o cualitativos, romper con el mito de las notas; y cuarto ser un docente inclusivo, “no discriminemos debemos trabajar por la diversidad”.

El profesor Fernández finalizó su ponencia con su sentencia “quien se atreva a enseñar, nunca debe dejar de aprender”, a manera de conclusión, dijo.            

El Congreso de Educación inició el miércoles 8 de noviembre y finalizará el viernes 10 del mismo mes, en el evento se desarrollaron cinco conferencias magistrales, tres mesas redondas, cuatro talleres y cuatro paneles fórum, todas las temáticas sobre el rol del maestro, la profesionalización, retos y desafíos del profesional en Ciencias de la Educación.