Romero protagonista de la democracia

  • Viernes 05 de Octubre de 2018 | 03:09pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

El Decano de la Facultad de Ciencias y Humanidades Lic. José Vicente Cuchillas Melara anunció en sus palabras de apertura que la séptima sesión de la Cátedra Abierta Monseñor Romero “Pastor Liberador” se desarrolla en el marco de la Política Cultural de la actual Gestión, en esta ocasión el Dr. Fernando Pérez Memén embajador de República Dominicana ofreció la conferencia denominada De la dictadura a la democracia.

                El Decano en su discurso informó que el 14 de octubre próximo será canonizado Monseñor Romero: tarde lo hizo la iglesia pero al fin lo hizo, esto debió haber sido hace años, pero al fin va a cumplir con su compromiso moral con nuestro profeta mártir, gran representante de la iglesia católica y que expresa sus pensamientos más avanzados de la iglesia.

                Cuchillas al referirse a la ponencia que ofreció el invitado especial de República Dominicana, añadió que justamente ese país tiene una historia similar con el sufrimiento del pueblo salvadoreño a cargo de una dictadura militar y del papel que jugó la iglesia católica con monseñor Romero y su pastoral   que se constituyó en un referente a nivel mundial.

                El Decano dijo que la democracia fue uno de los grandes anhelos de Monseñor Romero, la entendía no solo como el evento electoral, si no en un ejercicio de respeto a los derechos humanos, la búsqueda de la igualdad social y la justicia social y de ese concepto de democracia es  que debemos hablar dijo Cuchillas.

                 La conferencia De la dictadura a la democracia del Dr. Fernando Pérez Menén, quien posee un doctorado en historia, profesor de historia y filosofía, escritor y posee múltiples premios por su trayectoria profesional.

                Fernando Pérez Memén inició su conferencia citando el Concilio Vaticano II que manda al obispo de tarea principal la enseñanza y  por ello se puede asegurar que Monseñor es hombre de El Salvador, pastor de El Salvador pero también pastor de la iglesia en América.

                Pérez Memén sostiene que tanto República Dominicana como El Salvador les caracteriza que son pueblos sometidos a regímenes dictatoriales, fascistas y tiranos pero que han sabido sortear transiciones para alcanzar sus democracias.

                La ponencia de Pérez Menén se desarrolló en el devenir histórico de pueblo de República Dominicana, el papel de la Iglesia Católica en las dictaduras pero particularmente en la era de  Rafael  Trujillo, que inició en 1930 y 1961, que gobernó con mano de hierro, opresión y como si él fuera un señor feudal  y el pueblo sus siervos.

                Pérez Menén sostiene que cuando Trujillo inicia su dictadura la iglesia católica había perdido su personería jurídica y por tanto la iglesia tenía que estar sometida a las disposiciones del Estado, pero cuando Trujillo toma el poder y darle forma a su dictadura y para ganar simpatía sostiene que la iglesia nunca ha perdido su personalidad jurídica.

                El embajador de República Dominicana sostiene que eso propició una opinión favorable de la Iglesia Católica comprometida con el contexto de Trujillo, pero en 1960 los obispos publican una Pastoral en la que plantearon que Trujillo había sido condenado por la Organización de estados Americanos (OEA) por intentar matar a uno de sus opositores en el exterior que era el presidente de Venezuela Rómulo Betancur.

                Pérez Memén se refirió a las matanzas que Trujillo realizó en su dictadura y citó el asesinato de tres hermanas Mirabal, por ello con motivo de su asesinato la Organización de las Naciones Unidas declaró el día 25 de movimiento el Día Internacional de la No violencia contra la mujer.

Otro dato fue la matanza de 200 cubanos que visitaron República Dominicana, de los cuales solo sobrevivieron cinco y en la actualidad solo sigue vivo Elio Gómez Ocho; también comentó la capacidad de espionaje de la dictadura de Trujillo.

                Pérez Memén sintetizó que Trujillo le dio a la Iglesia católica lo que ni la misma Iglesia hizo por ella, le construyó templos, catedrales, pero lo hizo como mordaza, pero el 16 de julio del año de 1954 cuando Trujillo mató a unos jóvenes de un movimiento clandestino y esos jóvenes eran   hijos de altos funcionarios se desató una persecución, los Obispos de la Iglesia Católica en 1960 emitieron una carta pastoral de denuncia al régimen de Trujillo por violador de derechos humanos.

                El embajador de República Dominicana dijo que la denuncia profética de Monseñor Romero encaja de manera  justa con la carta pastoral de los obispos de la Iglesia de Dominicana en 1960.  La séptima sesión de la Cátedra Abierta Monseñor Romero “Pastor liberador” tuvo lugar en el auditórium No. 3 de la Facultad de Ciencias y Humanidades el 3 de octubre de 2018.