Sociólogos abordan hegemonía de los EUA ¿realidad o crisis?

  • Viernes 08 de Junio de 2018 | 01:35pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fografía: Roberto Galindo.

Estudiantes de Semanario de Coyuntura Económica y Social de la Licenciatura en Sociología realizaron el foro denominado Función del Discurso en torno a la Crisis Hegemónica de EE. UU. ¿Realidad o ficción?. La actividad tuvo lugar en la sala de conferencias del Edificio Alejandro Dagoberto Marroquín el miércoles 6 de junio del corriente año.

                El Br. Nelson Castillo estudiante de la cátedra explicó que la teoría del discurso surgió en 1960, que investigadores desarrollaron para el análisis de fenómenos de la comunicación humana y al respecto el lingüista Teun van Dijk afirmaba que gran parte de los fenómenos sociales poseen una dimensión discursiva.

                En el foro participaron como panelista el Lic. Aquiles Magaña, sociólogo y especialista en el tema de migración y el Dr. Ricardo Antonio Argueta, sociólogo y profesor de la Universidad de El Salvador (UES).

                Ambos ponentes concluyeron que la hegemonía de los Estados Unidos puede verse y analizarse desde diferentes perspectivas, en esa línea Magaña planteó que en eso de la crisis hegemónica siempre hay mitos, leyendas y realidades; mientras que Argueta desarrolló su ponencia desde un análisis con datos históricos sobre el poder hegemónico de los EE. UU.   

Magaña más que hablar de crisis hegemónica, ofreció a los estudiantes algunas herramientas analíticas que les permita realizar sus propias conclusiones; sostuvo que cuando se habla de discurso hegemónico se refiere a la justificación ideológica de los privilegios de unos sobre otros y al referirse a la crisis sostiene que es cuando se da la oportunidad de mejorar algo que no avanza y puede sustituirse por otro.

Magaña argumentó que al hablar de crisis es como desafiar algo en decadencia y citó algunos autores clásicos y contemporáneos a cada cual sobre su especialidad: Marx, cuestionó el capitalismo; Nietzsche las creencias religiosas; Freud, la cultura; Hábermas, el discurso; Chomsky cómo se articulan los discurso, y por último citó al Foucault que instiga a cuestionar.

Magaña estima que la crisis hegemónica de EE. UU. se ha planteado en cada década incluso durante el conflicto armado en El Salvador, cuando el FMLN era una fuerza beligerante desafiante al poder por la vía armada, en los primeros años de la década de los 80 se predecía la caída de los EE. UU. y que fue lo que pasó, se cayó el Muro de Berlín.

El sociólogo estima que China en la actualidad ha llegado a nivel de paridad con EE. UU. y Rusia. Entonces China se ha convertido como una de las potencias hegemónicas; sobre la base del análisis anterior se puede decir que no existe en la actualidad una potencia hegemónica sino una hegemonía dispersa.

Magaña sostiene que prefiere hablar de hegemonía cultural, teoría desarrollada por Gramsci, que se da a través de la penetración cultural y que puede definirse como violencia simbólica, la cual es tan influyente que el ciudadano no tiene ni siquiera el mínimo grado de conciencia que está siendo bombardeado a cada momento.

Concluye que en la actualidad se imponen patrones culturales, modos de pensar incluso los autores que se deben estudiar, en ese marco se condiciona lo que se debe estudiar, pensar en lo primero que se está produciendo en el primer mundo y luego cómo lo vamos a reproducir aquí, “te condicionan a pensar que al leer tal o cual autor te define que tú estás cerca del poder”, cuestiona Magaña.          

Por su parte Ricardo Argueta analiza que para hablar del tema sobre una crisis hegemónica de EE. UU., él plantea una pregunta: ¿Por qué se ha sugerido que EE. UU. tiene una crisis hegemónica?, sostiene que los países que han mantenido poder hegemónico atraviesan cinco etapas: Un momento emergencia, despliegue, apogeo, declive y extinción.

 Argueta argumentó que para hablar de hegemonía hay que aplicar un método analítico y si se plantea una hegemonía total hasta ahora en la historia no ha habido una sociedad que tenga hegemonía total y si se habla de EE. UU., sostiene que no tiene una hegemonía total, agregó que para encontrar en una nación tiene hegemonía política se encuentra cuando tiene supremacía militar, económica y cultural.

Para sociólogo no siempre tener supremacía militar, significa tener hegemonía política, pero se puede tener supremacía cultural, esta idea se desprende de una hegemonía total y existe una relación entre supremacía militar y una hegemonía económica que permita tener hegemonía política, lo cual es difícil encontrar porque es un trabajo de mucho tiempo.

Propone que al hablar de hegemonía total se habla de una sociedad que conduce al resto del mundo y eso en la historia hasta este momento no lo encontramos, hay tipos de hegemonía, ejemplo, EE. UU. ha tenido en ciertos momentos hegemonía política y por momentos muy breves, lo cual se debe que ha tenido supremacía militar, pero esa supremacía militar de pronto se ha equiparado con otros países.

  Ricardo Argueta plantea algunas conclusiones a las que llegó sobre la temática planteada, y sostiene que un imperio nunca ha logrado imponer su dominio totalmente, siempre se dan forcejeos de otras naciones que se niegan a estar sometidas totalmente.

Además, en el periodo de dominio norteamericano entre 1917-2018 se pueden encontrar dos realidades: EE. UU. impuso su poder político a través de su poder militar y económico, Irak por ejemplo sufrió de este ciclo, pero encontramos otros momentos en el que el poder militar de EE. UU. no fue suficiente para imponer su poder político por ejemplo Vietnam en 1976, por lo tanto ha tenido que negociar con otros poderes que competían con su poder militar, la Unión Soviética.     

 También, concluyó que EE. UU. tiene un poder inmenso, pero ese poder no le ha sido suficiente para imponerse totalmente al resto del mundo, siempre hay resistencias y en la medida que hay resistencias no se puede hablar de hegemonía total; ningún imperio ha logrado imponer su hegemonía total, lo que se ha dado son periodos de bonanzas.