Universitarios analizan retos del periodismo del siglo XXI

  • Martes 08 de Octubre de 2019 | 11:12am

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

El Departamento de Periodismo realizó  el fórum Los retos del periodismo del siglo XXI, desarrollado por Juan Carlos Figuereo y Noelia Ruiz profesionales de la comunicación institucional de la Universidad de Sevilla. La actividad tuvo lugar el lunes 7 de octubre de 2019 en el auditórium de la Facultad de Ciencias Agronómicas.

                Ambos académicos en un diálogo abierto con estudiantes de periodismo de la Universidad de El Salvador (UES) externaron su interés por desarrollar un proyecto académico que propicie vínculos entre la Alma Máter y la Universidad de Sevilla que a través de su oficina de cooperación de la cual El Salvador es uno de los países prioritarios.

                Noelia Ruiz explicó que su idea es desarrollar en el 2020 un proyecto con profesores de comunicación de la universidad de Sevilla en el cual trabajen estudiantes de la UES, de la Gavidia y de Sevilla y su visita es para determinar un diagnóstico del estado actual del periodismo en El Salvador y sus retos en el siglo XXI.  

                Por su parte, Figuereo definió que se entiende por desafíos del periodismo en la actualidad son la libertad de expresión y la libertad de prensa y citó la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 19 que reza: toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, sin interferencia y de buscar, recibir e impartir información e ideas a través de cualquier medio sin importar las fronteras.

                Para el profesor español lo anterior no siempre se cumple y citó como ejemplo que los comunicadores sociales asisten a ruedas de prensa en la cual no se permiten preguntas, políticos dicta su conferencia en las que los periodistas no pueden preguntar y en otros casos  tampoco se sienten libres para poder realizar una investigación o para poder dar un titular que al gobierno no le guste.

                Sobre lo anterior, en El Salvador, se dio el caso recientemente de censura con el presidente salvadoreño Nayib Bukele contra dos medios digitales de comunicación, específicamente el Periódico El Faro y la revista Factum, medios a los cuales se les negó el acceso a las ruedas de prensa del citado presidente, que desde el gobierno alegaban mal comportamiento.

                Figuereo sostuvo que una forma de comprobar la buena salud de las democracias es valorando si tienen libertad de prensa, incluso en democracia los periodistas se enfrentan a presiones y obstáculos que impone no solo el gobierno, sino también el poder de las élites, el mercado privado, las empresas.

                Citó un estudio realizado por reporteros sin fronteras sobre el índice mundial sobre libertad de prensa y que los mejores países para ejercer el periodismo eran los países nórdicos: Noruega, Finlandia y Suecia; en cambio los peores son: Irak, Korea del Norte y Turbekistan; y subrayó que España se encuentra en ese índice en una situación satisfactoria, mientras que El Salvador se encuentra en una situación difícil y complicada.

                 Para Figuereo otros de los puntos de los desafíos del periodismo que es importante es analizar si el periodismo es independiente, y cuando existen presiones directas o indirectas de índole políticas o económicas ya el periodismo no es independiente, argumenta que cuando un medio depende de la publicidad ya no son del todo independiente.

                Argumentó que la trilogía para garantizar que el periodismo sea independiente es que deben ser libres para informar y opinar sin traba alguna, independiente para que la opinión expresada sea la del propio periódico y no la de terceros, y un periodismo honesto para usar la libertad y esa independencia en la búsqueda de la verdad y de acuerdo a un profundo sentido de la responsabilidad.

                Figuereo terminó su participación con una reflexión sobre las dificultades de los periodistas en España por carencias de herramientas idóneas para el desempeño de la profesión y problemas de desempleo y económicas por sueldos muy por debajo de las expectativas al terminar sus estudios, en muchos casos los sueldos son similares a las de un camarero.

                Mientras que Noelia Ruiz  se refirió a las alternativas que los periodistas pueden desarrollar para ejercer una profesión independiente y una de ellas es que los ciudadanos paguen el periodismo, que los ciudadanos paguen una pequeña cuota, pero ocurre que los ciudadanos no se encuentran concienciados aún.

                Riuz citó un caso exitoso en España, como El Faro en El Salvador, que nace en el 2012, que muchos periodistas prestigiosos fundan con sus propios ahorros El Diario.es y que sobrevive con su incremento de socios, actualmente tienen 32 mil socios que aportan una cuota para que el periódico pueda seguir adelante, una credibilidad alcanzada por su independencia y profesionalismo.

                Ruiz citó otros ejemplos de portales en la red que nos son periódicos pero que si hacen periodismo, son asociaciones, fundaciones y plataformas; y citó a la fundación Tivio que trabajan por que los ciudadanos tengan acceso a la información pública y que sacan historias de grandes informes y que los ciudadanos sepan que hace el gobierno.

Finalmente, Ruiz se refirió a las nuevas herramientas que el periodista debe dominar en los actuales medios de comunicación y lo denominó como periodista integral, habló de la posibilidad de hacer prensa en la escuela, de los verificadores de información que consiste en vigilar lo que publican los medios de comunicación.