Universitarios analizan valor del arte y quién lo otorga

  • Jueves 27 de Septiembre de 2018 | 01:43pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

Jorge Palomo, es un curador de arte, museógrafo y docente, ofreció la conferencia Qué es el valor de una obra de arte y quién se lo otorga; la disertación se dio en el marco de la semana del estudiante de Pintura de la Escuela de Artes, en la sala de exposiciones Camilo Minero el miércoles 26 de septiembre del corriente año.

                Palomo sostiene que son múltiples los factores los que determinan el valor de una obra de arte, pero el nombre del artista, en este país es el que más incide en el precio de la obra, incluso una que consiga el monto 10 mil dólares ya es muy alto.

                Explica que lo primero que hay que determinar si la obra es auténtica u original, quien la firma, que no sea una copia y si está correctamente atribuida y segundo comprobar la procedencia histórica o el linaje de colecciones del objeto hasta llegar a las manos del artista, en síntesis si la obra no ha sido robada, pues en El Salvador se han dado falsificaciones y robo de obras de arte.

                Sostiene que en el mundo de las artes la oferta y la demanda determinan el precio; el valúo de una obra de arte se establecen por el historial del artista de los precios de venta en subastas, entre artista y colección, galería y colección o venta privada entre terceros.

                   Para Palomo el factor más determinante es quien es el artista: el currículum de exposiciones, premios, colecciones importantes en los que esté incluido son los que establece un primer rango de valor, pero si exhibes en el exterior tus precios están en otros rangos, mientras más famoso el estatus del artista, qué tan bien se conoce su marca más demanda hay por su obra.

                También, mientras más limitada sea la oferta del mercado o la disponibilidad de obras para comprar, más competencia existe por la obra y más alto es su valor y a la inversa, mientras más prolífico sea el artista y más oferta hay disponible su valor sería menos alto.

                Otra aspecto determinante en el valor es la técnica tiene cierta influencia, una pintura vale más que un dibujo, del mismo tamaño y del mismo artista; las dimensiones tienen influencia, una obra más grande vale más que una pequeña de la misma técnica y del artista; el estado de conservación tiene su influencia; dos obras del mismo artista de la misma técnica y dimensiones, pero en diferentes estados de conservación difiere en valor por el costo que requiere su restauración.

                El curador de obras sostiene que aquí la gente compra por el nombre del artista, pero lo que normalmente ocurre es que si la calidad es pobre en comparación de otras obras del mismo artista, la obra no consigue compradores; y las condiciones de la economía influye en el mercado de arte, cuando hay crecimiento en la economía y hay liquidez en el mercado hay demanda para comprar objetos de lujo, como lo son las obras de arte, sus precios suben.

                Palomo dijo que otro aspecto que determina el valor de una obra de arte es el riesgo, lo cual los artistas contemporáneos deben tener en cuenta, puede subir o bajar a través del tiempo, ejemplos: baja la economía o un artista cae en desgracia eso crea incertidumbre y riesgo para el inversionista, para minimizar el riesgo compran en artistas estables preferiblemente difuntos.

                Además, el arte contemporáneo tiene una mayor oferta en el mercado en su mayoría es lo que se exhibe comercialmente y de manera abundante, por otro lado, en otros medios, el artista con más de diez años de exhibir se considera maduro y comienza a cobrar alrededor de 10 mil dólares por obra, en este país eso sucede de manera póstuma, después de fallecido.

                El artista y curador afirmó que el mercado de obras en El Salvador tiene algunas inconsistencias, en cuanto al valor de las obras, el vínculo internacional, lo que interpreta como cierto malinchismo en el mercado nacional, los artistas internacionales o residentes en el exterior sus obras reciben un valor mayor.

                Para Palomo lo anterior son determinantes en los cuales el artista no tiene mayor control, pero hay factores en los que el artista tiene control o control potencia, en esto uno es el valor de uso, aquí el primero que autentica es el autor, pero hay otros que pueden incidir y se les conoce como mediadores, ellos son: galerías, museos, centros culturales y las personas que laboran dentro de ellas.

Finalmente, Palomo dijo que hay otros mediadores que pueden incidir en el valor de la obra y son los que escriben sobre arte, estos son: los críticos, curadores y periodistas, ellos actúan sobre el valor de uso o tesis de la obra y el público o mercado y los textos pueden publicarse en libros, periódicos, catálogos o panfletos.