Universitarios estudian a Roque Dalton y los intelectuales: entonces y ahora

  • Lunes 11 de Marzo de 2019 | 04:00pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

El Dr. James Iffland investigador de la Universidad de Boston y estudioso de la vida y obra de Roque Dalton García ofreció la conferencia Roque Dalton y los intelectuales: entonces y ahora. La actividad tuvo lugar en el salón de reuniones del Consejo Superior Universitario (CSU) el lunes 11 de marzo de 2019.

                Iffland desarrolló su conferencia a partir de un estudio sobre la obra de Roque Dalton Pobrecito poeta que era yo, realizó un análisis crítico sobre el rol del intelectual de la época de 1969 y cómo debe ser el intelectual de la actualidad.

                Dijo que Roque Dalton cuestiona el papel de Miguel Ángel Asturias quien considera se vendió después de recibir el Premio Novel de la paz y lo contrasta con Otto Pérez Castillo, otro intelectual guatemalteco; sostiene que Roque cuestiona a Asturias porque antes del Novel había dicho que el poeta debe tener una conducta moral y dijo eso porque era una persona íntegra.

                A partir de la frase de Asturias, Castillo adoptó la frase y la difundió entre los intelectuales jóvenes de la época, en ese contexto Iffland sostiene que el intelectual tiene dos caminos; lo dicho por Dalton en aquella época de los años 60 del siglo pasado tiene enorme vigencia hoy en día y a niveles más serios en la actualidad, a pesar que las circunstancias históricas son altamente diferentes, especialmente tras la desarticulación de la Unión Soviética.   

                El intelectual estima que los problemas sociopolíticos y económicos de nuestro mundo son los mismos incluso más serios hoy en día, el modelo capitalista sigue condenando a millones de seres humanos a la más abierta miseria, justo con la acumulación de riqueza en manos de unos pocos ha llegado a niveles sin precedentes en la historia humana.

                Para Iffland muchos modelos comunistas y socialistas han caído en descrédito que intentaron resolver los problemas sistémicos del capitalismo, en la actualidad, partidos y movimientos de izquierda siguen activos a nivel mundial y junto con ellos siguen vivas las ideas revolucionarias.

                Finalmente, el académico estadounidense resumió que los intelectuales, escritores y artistas de hoy como los de la época de Roque Dalton enfrentan una situación muy semejante a la suya, a las encrucijadas a las que él se refiere; el mundo editorial es igual o peor con el dominio editorial de las empresas españolas, siguen practicando la lógica de la guerra fría cultural.

                Explica que en la actualidad existen miles de laboratorios de ideas con capital privado o mixto, sostiene que el mensaje desde los EE. UU. es no nos desafíes y no nos importa si has sido elegido democráticamente, si contravienes nuestros planes para extraer los recursos naturales de tu país, los sacaremos del poder.

                Iffland mencionó los ejemplos de Lugo, Cristina Kishner, Zelaya en Honduras, el FMLN en El Salvador y lo que está sucediendo en Venezuela, primero con Chávez y ahora Maduro, la campaña de desprestigio contra los movimientos revolucionarios sigue galopante.

                Por ello concluyó que el intelectual de hoy tendrá que escoger como en la época de Roque Dalton, el evidente camino de Asturias y Vargas Llosa o el otro que escogió Otto Pérez Castillo, puede aliarse con el gran capital o con las causas populares: escoger el camino de intelectual payaso y sirviente o intelectual enemigo, finalizó.

                El comentario de la conferencia estuvo a cargo de Dr. Luis Melgar Brizuela, otro estudioso de la obra de Dalton y sostuvo que históricamente ha estado presente cual es el compromiso del intelectual en la academia; resumió que la conferencia del Dr. Iffland tiene una alta pertinencia, el intelectual frente al sistema, frente a la clase dominante.