Artista mexicana realiza conversatorio con universitarios

  • Lunes 13 de Noviembre de 2017 | 03:23pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Natalia Blanco, artista visual y licenciada en diseño gráfico realizó un conversatorio con estudiantes de la Cátedra de Grabado en la que contó sus experiencias artísticas en el norte de México en la que mezcla el arte urbano, grabado, mural y el diseño gráfico. La charla tuvo lugar el lunes 13 de noviembre en el salón de grabado de la Escuela de Artes.

                Natalia Blanco narró a los estudiantes de Artes su fascinación por llevar el arte al barrio, la masificación de lo que antes era exclusivo de las élites a través de las galerías: “con una pegatina llevada al papel, hecha en un grabado, posteriormente impresa y la pegatina puedes llevar el arte al barrio donde muchas personas pueden apreciar tu obra”.

                Explicó que la técnica de la pegatina consiste llevar un grabado o un impreso ploteado a la pared, el cual se baña con engrudo y puede durar mucho al igual que un mural en pintura, agregó que su técnica busca romper paradigmas y cita que una serigrafía de un  creador piense que se puede tatuar y lo que genera es que la gente se vaya interesando por el arte.

                La artista dijo que su exposición dejan de ser algo solemne y procura se convierta en algo entretenido, su idea consiste en quitar algunos estigmas, como ejemplo aseguró que una pegatina no tiene el mismo valor que un óleo o una pintura, explica que  eso no es así.

                Natalia Blanco afirmó que en México la gráfica es muy importante, en tiempos de independencia o de revolución las personas que estaban siendo sometidas y no sabían leer incluso en la actualidad en México hay mucho analfabetismo y por ello se utiliza una gráfica para trasmitir un mensaje a aquellos que no saben leer, es como una tradición el grabado, el gráfico y para ella es algo invaluable.

                Blanco compartió que la experiencia que desarrolla consiste en llevar un grabado en pegatina para hacer arte urbano que le permite interactuar con la gente común, con el obrero, la ama de casa, el niño, hablar con las personas y preguntar qué es lo que quiere “pienso que el arte es mucho más rico si se comparte, hay muchas personas que quisieran plasmar algo pero no pueden y nosotros podemos ser sus manos”.

                Blanco dice que un gráfico de un mural lo puedes fotografiar, luego lo imprimes y lo puedes llevar a una galería y romper los conceptos, pero asegura que no expone con cuadros sino con arte urbano y con gráficos, porque hay toda una historia en una intervención de arte urbano.

                Por su parte, Miguel Mira docente de la Escuela de Arte y responsable de la cátedra de Grabad informó que luego del conversatorio con Natalia Blanco los estudiantes tendrán un taller de grabado en el cual con las pegatinas de todos los estudiantes construirán un mural se van a imprimir los grabados de cada estudiante y se van a pegar en el techo del salón de grabado.

                Mira explicó que la artista les enseñará la técnica del linóleo, que es una variante del grabado en madera en la que una hoja de linóleo (a veces montados en un bloque de madera) se utiliza para la superficie en relieve.  

                Mira agregó que la pegatina a la que se refiere Natalia Blanco es como el cartel que se pega con engrudo  y al final se arma la composición para construir un mural.