Una mirada a la cosmovisión de los pueblos originarios

  • Viernes 21 de Septiembre de 2018 | 05:34pm

Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones

Fotografías: Roberto Galindo

En el marco del Primer Foro Centroamericano  y el Caribe de Pensamiento Decolonizador que realizan el Departamento de Filosofía y la Unidad de Investigación de la Facultad de Ciencias y Humanidades, se desarrollaron conferencias sobre la Cosmovisión de los pueblos originarios y Decolonialidad del poder.

Durante la jornada académica realizada el día jueves 20 de septiembre, los asistentes participaron en la conferencia denominada, Cosmovisión de los pueblos Mesoamericanos ofrecida por Lic. Gustavo Pineda; explicó que Mesoamérica comprende desde el norte de México hasta Costa Rica de la cual surge la cultura del maíz.

                Sostiene que nuestros ancestros surgen aproximadamente hace 15 mil años y uno de sus logros sobresalientes es haber modificado genéticamente el maíz desde hace más de 7 mil años; otro dato interesante de los pueblos mesoamericanos es que todas sus pirámides tienen la misma estructura y el mismo significado.

                Pineda aseguró que la cosmovisión de los pueblos mesoamericanos se basa en los cuatro elementos esenciales de la naturaleza: el agua, base fundamental para el desarrollo de las cosechas; la madre tierra que significa ese cerro que emerge del mar primigenio  de donde surge el maíz; el fuego que representa el plan terrestre el cual integrado con las energías del inframundo es constitutivo de vida; y el aire, elemento vital que provoca la vida.

                También se refirió al calendario de los pueblos mesoamericanos que se basaba en el movimiento del sol sobre la línea del horizonte de 260 días del año sagrado. Agregó que la historia de la navegación  comenzó con la aniquilación de más de diez millones de indígenas a través de la conquista española.

Finalmente, se refirió a las luchas de los pueblos indígenas por su reconocimiento ya que su negación es un absurdo; los más de 43 levantamientos indígenas durante y después de la colonia, afirmó que en El Salvador ya existen algunos avances en materia de reconocimiento, en el art. 63 de la Constitución de la República se reconocen los pueblos indígenas, adoptar políticas para mantener y desarrollar su identidad étnica y cultural, pero falta mucho por cambiar su realidad.

                Por su parte, Margot Pérez de Cortez representante de los pueblos originarios de El Salvador, desarrolló su ponencia denominada Desmitificar el concepto para  descolonizar el pensamiento, su discurso lo enfocó a través de la explicación de algunos mitos y realidades en torno a la colonización de los pueblos indígenas.

                Pérez de Cortez afirmó que los indígenas son agradecidos con la naturaleza y es lo que se conoce como la cosmovisión que se puede resumir en una visión integral de la vida, explica que en los pueblos indígenas no existen las religiones.

                Sostiene que es un mito que los indígenas realizan sacrificios humanos, fue un argumento que utilizaron los europeos para justificar las matanzas de los pueblos indígenas y lo que en realidad querían era saquear y robar el oro; explica que lo que sí existe son autosacrificios.

                Otro de los mitos es que los pueblos indígenas practican la brujería y el satanismo, lo cual son prácticas distorsionadas producto de la transculturización occidental; sostiene que los indígenas no creen en la existencia del diablo y ellos creen en una cosmovisión, respeto a la naturaleza.

                Otro mito es asegurar que los pueblos indígenas son machista, lo cual también es parte de la transculturización occidental, ya que la cosmovisión de los pueblos indígenas es femenina por lo cual los ancestros respetaban la figura femenina.

                Durante la actividad del jueves 20 de septiembre se desarrollaron otras dos ponencias: Los pueblos indígenas de Nicaragua dictada por la Maestra Tamara Gómez Rodríguez; y, La cosmovisión del pueblo negro de Honduras desarrollada por la Licda. Xiomara Cacho Caballero.