Maestría en Psicología Clínica de la Comunidad inicia en el 2022


Redacción: Alvaro Carbajal periodista de la Unidad de Comunicaciones
Fotografía: Alvaro Carbajal

La Escuela de Posgrados en coordinación con el Departamento de Psicología darán inicio en febrero del 2022 a la Maestría en Psicología Clínica de la Comunidad, el desarrollo de ese proyecto es una deuda pendiente de la Universidad de El Salvador con la sociedad salvadoreña, anunció el Maestro Bartolo Atilio Castellanos Arias, jefe del Departamento de Psicología e impulsor de ese proyecto.

                La coordinadora de ese proyecto es la Maestra Mercy Asunción Viera quien es Licenciada en Psicología, posee una Maestría en Docencia Universitaria, otra maestría en Salud Pública  y actualmente se encuentra en proceso de defensa del Doctorado en Ciencias Sociales, todos sus grados académicos otorgados por la UES.

Su experiencia laboral es de 20 años en diferentes instituciones como la PNC, presidencia de la República, algunas ONGs de prestigio, asesora corporativa a nivel gerencial, 17 años de ejercer la docencia, así como ejercer la Psicología Clínica y laboral a través de su clínica particular. 

                Viera dijo que llegar a la coordinación de la Maestría en Psicología Clínica de la Comunidad busca apoyar directamente al Departamento de Psicología y desarrollar la profesión psicológica y la formación de profesionales en esa especialidad del conocimiento.

                Viera dijo que tiene como enfoque llevar la parte clínica y social en dos momentos para poder tener un diagnóstico real de lo que vive El Salvador, sus relaciones con la comunidad, y un claustro de profesionales con una experiencia alta y de calidad, con la intención de enseñarle a los psicólogos cómo diagnosticar, manejar las patologías sociales, las psicopatologías, como hacer intervenciones de grupo y generar desarrollo local.

                Agregó que buscan generar ese desarrollo local, programas e intervenciones a corto y a largo plazo con organismo tanto nacionales como internacionales para generar desarrollo local a nivel de salud mental  en la población.

                Viera sostiene que los objetivos de la Maestría que coordina es perfilar a los psicólogos que tiene el país, y formatear la parte clínica, dándoles herramientas en derechos humanos como herramientas diagnósticas en la parte técnica, y darles un enfoque de desarrollo local en programas e intervenciones, elevar la calidad académica y proyectarnos como líderes de diferentes instituciones.

                Al referirse al campo laboral dijo que el perfil del profesional está orientado a niveles de dirección y de especialistas; en lo referido al campo de acción es completamente en la comunidad, ir la las comunidades de más escasos recursos económicos, donde están los fenómenos sociales del país, de los que no tienen voz y que necesitan salir adelante, construir políticas públicas.

                Viera informó que el tiempo de duración de la maestría es de dos años, y seis meses de para desarrollar el trabajo de tesis, cuatro ciclos de diferentes materias y aclaró que la maestría tiene un enfoque eminentemente práctico el 70% de práctica y solo el 30 % de contenido teórico.

                Mercy Viera dijo que para ingresar a la maestría en Psicología Clínica de la Comunidad se requiere ser psicólogo o carreras afines como, sociólogos, educadores sociales, los interesados a ingresar deberán participar en una entrevista con la coordinación de la Maestría y pueden participar en el proceso de selección de cualquier otra institución de la que se hayan graduado.

                Atilio Castellanos aclaró que lo que buscan con la maestría es incidir en las comunidades darle voz a las comunidades que están vulnerables en todos los sentidos: económicos, sociales, políticos, necesitamos formar profesionales que puedan impactar y transformar esas comunidades, dándoles liderazgo, autonomía y superar sus dificultades.

                Castellanos aseveró que existen más de 8900 graduados de la profesión psicológica con los cuales, la universidad, la facultad y el Departamento de Psicología no les ofrecía una especialización en posgrados, lo cual se constituye en una deuda histórica, hoy se está saldando con un vínculo armonioso entre la Escuela de Posgrados y el Departamento de Psicología.

                Finalmente, Viera dijo que al finalizar la primera generación de la maestría se estará impactando  para formar líderes en la comunidad.        

               

5/5